ES / EN
Blog
Archivo OCS

Agencias de sentido. Las agencias de sentido en la construcción de la sociedad del conocimiento

Por: Olga Cubides


Para citar este artículo: Cubides, Olga, 2002, "Agencias de sentido. Las agencias de sentido en la construcción de la sociedad del conocimiento". Original: Boletín Edición Especial SOI: http://www.ObservatorioDigital.net/agencias.htm. Disponible en el ARCHIVO del Observatorio para la CiberSociedad en http://www.cibersociedad.net/archivo/articulo.php?art=34




INTRODUCCIÓN / RESUMEN

Este artículo analiza la necesidad de caracterizar esta sociedad por un concepto más humano que el de la digitalización o el mero progreso tecnológico o económico. Es necesario un paso de la información al conocimiento que tenga como horizonte la persona: Las nuevas tecnologías tienen sentido si se sigue manteniendo una `interconexión´, unos lazos muy fuertes con la más vieja de las tecnologías del universo que es la persona humana y sus relaciones con otras personas.

En la búsqueda del sentido, se necesitaría complementar ciencia, tecnología e investigación interdisciplinaria que intente `abarcar el todo´, aunque sea en sus colores más bastos y primarios. Es posible que por este camino podamos obtener elementos suficientes para establecer quiénes serán los nuevos intermediarios en los sistemas de información y comunicación, cómo tendrán que actuar, de qué forma serán validados como procesadores de la información y a partir de qué pautas la organización de la información puede ayudar a que ésta se convierta en conocimiento; en otras palabras, cómo podemos pasar del `bit crudo´ al `bit digerido´.

Se analiza también el papel de las `agencias de sentido´ y la necesidad de que se comprometan en una labor de seguimiento y observación interdisciplinar de las nuevas tecnologías. En esta tarea de observación será indispensable la nitidez del sentido ético de las cosas, que prefiere lo que construye a lo que destruye; y del sentido estético, que elige la belleza, la armonía, el no ruido, la riqueza del contraste y del equilibrio, como criterios básicos.