Usuario:
Clave:
  [Recordar datos]
Próxima fecha clave
16.11.2004: Sesión de clausura presencial del Congreso ONLINE. 19'30h en el Ayuntamiento de Barcelona (+ info)

Comunicaciones
La organización del congreso garantiza la traducción automática de todas las comunicaciones y los foros entre el catalán, castellano e inglés en todas las direcciones, gracias a Comprendium. Por este motivo animamos a usar la lengua catalana a quien la tenga como propia

Licencias Creative Commons
Los materiales, obras y contenidos de presentación, difusión, invitación y explicación de los diferentes Grupos de Trabajo que componen este 'II Congreso Online 2004' están gobernadas por la siguiente Licencia de Creative Commons:


Licencia de Reconocimiento-NoComercial

Más información sobre la aplicación de la licencia al Congreso

Inscripción Cerrada
Cerrada la fase de inscripción, finalmente somos 4183 congresistas. Si quieres obtener las Actas electrónicas del Congreso y el/los certificado(s) de participación en el mismo, PINCHA AQUÍ

Usuarios simultáneos
Identificados:
Sin identificar:

Socios organizadores

Generalitat de Catalunya

Diputació de Barcelona

Cornellà


GT-18. e-learning: Tecnologías, exclusión y tendencias en un entorno integral de formación.SupraGrupo
¿Hacia nuevas formas de aprendizaje?
Coordinación:
· Manuel Gromaz Campos
· Carmen Fernández Morante
· Jesús Arribi Vilela

e-learning: el tutor una de las claves de la formación online
Autor/-a/-s/-as:
  · Matilde Martínez Casanovas

Idioma original:
  · castellano
Palabras clave:
 · agitador/dinamizador socio-tecnológico
 · aprendizaje
 · e-learning
 · educación a distancia
 · entornos virtuales


Artículo mostrado 55155 veces Texto más pequeño
Artículo recomendado 29 veces Texto más grande

ABSTRACT
El tutor en el e-learning constituye uno de los pilares básicos por ser la figura clave que coordina el proceso. Entre sus principales roles se distinguen: el de profesor facilitador, el tutor que colabora con los estudiantes y el animador: el tutor dinamizador. Se da especial importancia al factor humano (el tutor) como uno de los pilares básicos del e-learning, tanto como elemento que guía, estimula y supervisa el progreso, como por ser el motivador activo del alumno encargado de proporcionarle feedback y llegar a fomentar la participación de los alumnos y la comunicación entre ellos, favoreciendo el aprendizaje cooperativo y el intercambio de experiencias.

La evolución de los aspectos técnicos, económicos y laborales de nuestra sociedad está provocando la necesidad de cambiar el proceso formativo de los profesionales, de los especialistas, así como de los colectivos no tan cualificados. Es de esta forma que, poco a poco, la “educación virtual” se está imponiendo como la herramienta que deberá cubrir todas esas necesidades de formación.

Pequeñas y grandes empresas, instituciones, países, o incluso la comunidad europea, están apostando fuerte por este campo, tanto como una herramienta de apoyo a las ya tradicionales vías de formación, como un nuevo vehículo de transmisión de conocimiento.

¿e-learning?, ¿conocimiento, aprendizaje, tecnología, comunicación?. En definitiva se trata del uso de las nuevas tecnologías multimedia para enriquecer nuestros contenidos, con ya no sólo texto sino, con audio, vídeo e Internet para mejorar la calidad del aprendizaje.



El modelo de formación actual apunta hacia una formación constante a lo largo de toda la vida de un profesional. Las empresas deben mantener a sus empleados con conocimientos actualizados a la nueva tecnología y este conocimiento hoy por hoy no es el adecuado, dado que la información es algo que evoluciona constantemente y por tanto queda rápidamente obsoleta. La formación tradicional no siempre es la adecuada, ya que a dichos empleados les falta flexibilidad y tiempo adicional para desplazamientos, por lo que es necesario un acceso al conocimiento cuando y donde más convenga a los alumnos: se necesitan sistemas flexibles de formación, programas a medida en los que los trabajadores personalicen el suyo propio. El e-learning es la herramienta que nos va a permitir realizar este proceso de formación continua sin llegar nunca a ser un sustituto del sistema presencial sino más bien un complemento. Como tal, es un nuevo vehículo de transmisión de conocimiento.



Así pues los escenarios formativos de que disponemos son:

  • Presencial: alumno – profesor. Aula tradicional.
  • Semipresencial: alumno – profesor / material en cd rom, vídeo, libros, diskets... / alumno en su mesa de trabajo. No se llega a excluir el aula tradicional, se destina parte del tiempo a asistir tanto en grupo como individualmente a tutorías con profesorado o reuniones con otros estudiantes.
  • A distancia: material en cd rom, vídeo, libros, diskets... / alumno en su mesa de trabajo. El centro se encarga de poner a disposición del alumno tanto material impreso como audiovisual (vídeos, cd-rom, casetes, etc.) para facilitar la autoformación.
  • Blended Learning: alumno – profesor / alumno online. Incluye actividades presenciales.
  • e-learning: alumno online con una organización tutorial.



    Hasta ahora la demanda de e-learning en España ha sido bastante baja. Es más, España ocupa el antepenúltimo lugar en desarrollo digital en la UE, no obstante eso nos demuestra que queda mucho por hacer.



    Optar por el e-learning como modelo de formación para una empresa es una buena solución, siempre y cuando se tengan en cuenta ciertos criterios tales como:

  • Definir claramente tanto los objetivos de la formación como una temporalización adecuada.
  • Tener un planteamiento didáctico.
  • Ofrecer un sistema de tutorías. Motivar y fomentar la interrelación entre los alumnos (colaboración a distancia).
  • Proporcionar asistencia técnica al usuario el mayor tiempo posible.
  • Ofrecer posibilidades de evaluación y seguimiento del proceso formativo
  • Es decir, facilitar la interacción y colaboración entre las personas, entre los principales criterios.

    Sin embargo, y a pesar que se dispongan de los recursos necesarios, nos encontramos con serias dificultades a la hora de implantar una solución de e learning. Entre los principales problemas están:

  • Falta de contenidos y dificultad para crearlos. Esta es la principal barrera pedagógica. Muchos de los materiales didácticos existentes en la red están poco trabajados metodológicamente. Son reproducciones exactas de manuales... y en consecuencia apenas se valoran por los alumnos que abandonan y no vuelven.
  • Falta de comunicación: educadores y profesionales que poseen conocimientos junto con empresas capaces de introducir contenidos en soporte multimedia; una buena comunicación entre ambos es bastante difícil.
  • Escaso número de usuarios conectados a la red.
  • Barreras psicológicas por ese miedo de pasar de usuario a alumno.
  • Baja amplitud de banda de la mayoría de accesos a la red, principal barrera tecnológica, unidos a los equipos informáticos y a un diseño de material a veces inadecuado debido a los medios de conexión.
  • Barreras económicas, hay que hacer una fuerte inversión para introducirse en el e-learning.
  • Barreras culturales principalmente por desconocimiento del nuevo modelo de formación.
  • ...

    Todo este tipo de barreras ya estaba más que superado en la formación tradicional y a esto ahora hay que añadir que en este cambio de impartir la formación existen también distintos protagonistas. De hecho, en la formación online ahora aparecen desde los proveedores de herramientas y contenidos a los desarrolladores de éstas herramientas, consultorías estratégicas y tecnológicas entre otras. Pero para una buena formación online los principales protagonistas de los cuales no nos debemos olvidar son más amplios que en la formación tradicional. Entre ellos de todas las posibles clasificaciones que he ido encontrando me quedo con la que cita A. Mascaró:


  • Empresarios y clientes
  • Expertos de la materia: son los que saben del tema. Han escrito documentos en un tono coloquial que dan fuerza al contenido pero a su vez en un tono muy diferente al de la formación presencial. La mayoría de las veces pertenecen a la empresa que encarga el curso, aunque bien pueden ser externos. Una buena calidad de las unidades didácticas será trabajo de ellos. La creación de contenidos didácticos avanzados de calidad requiere profesionales especializados.
  • Pedagogos: encargados de “enseñar a aprender”, situando en el centro al alumno. La colaboración entre la formación presencial y la online es esencial para poder integrar pedagogías innovadoras. Son los encargados de integrar las TIC en los procesos de aprendizaje.
  • Desarrolladores: tanto para el desarrollo técnico , como para el diseño e implementación.
  • Tutores y dinamizadores: crear actividades que fomenten la comunicación entre los alumnos. Encargados de dinamizar los procesos de aprendizaje mediante la estimulación y el control de la participación de los alumnos. No se limitan sólo a responder a las consultas a través del correo electrónico o los foros sino que han de mantener un papel muy activo a lo largo de todo el programa incentivando la presentación de los alumnos en un primer foro de contacto, abriendo distintos foros de debate a medida que avanza el curso, planteando trabajos grupales entre los alumnos... Es decir que el tutor ha de adoptar un papel de dinamización y de mejora continua tanto de los procesos establecidos como de los contenidos y metodología del curso. Realizarán el seguimiento de las actividades de los alumnos.





    El e-learning implica un cambio en la organización y en la formación de profesores y tutores, por eso y a partir de ahora, me voy a centrar en uno de sus protagonistas: el tutor, que constituye uno de los pilares básicos del e-learning por ser la figura clave que coordina el proceso.

    La función del tutor es básicamente la misma que la del formador presencial: “acompañar” al alumno en su proceso formativo, dándole feedback, animándole al aprendizaje y resolviendo dudas. Pero, la tutorización a través de Internet mediante las nuevas tecnologías es muy diferente a la tutorización tradicional. Los tutores han de tener una formación específica para poder desempeñar los distintos roles que les puedan corresponder.

    En el e-learning son los tutores quienes tienen que potenciar la formación online por tanto, han de ser expertos en entornos tecnológicos o al menos estar familiarizados y tener interés por la innovación y las tecnologías de la información y la comunicación.

    La realidad es que muchas veces los tutores, además de ser los principales transmisores de conocimiento, han sido los diseñadores de contenidos multimedia, los elaboradores de los materiales didácticos, los diseñadores de las acciones formativas y los encargados de dinamizar los foros. Seguir dándoles tantas funciones sería un e-learning encaminado al fracaso.
    Los tutores deberán estar altamente cualificados, adecuadamente formados y puestos al día para realizar las funciones de tutoría. Entonces el tutor como tal deberá por un lado:

  • Adaptar
  • Personalizar
  • Actualizar

    Y por otro lado, el tutor se encargará de mantener la eficacia de los sistemas de tutoría:

  • El tutor comunicará regularmente el plan de trabajo a los alumnos. Realizará el seguimiento de los alumnos.
  • Mantendrá motivados a los alumnos. El tutor es el encargado de motivar, guiar y asesorar a los alumnos para evitar una posible pérdida de interés en el curso o abandono del mismo.
  • Su tiempo de respuesta deberá ser el adecuado.
  • El tutor elaborará regularmente informes sobre los progresos del curso.
  • Regulará el ritmo de trabajo y se anticipará a los problemas que puedan surgir.
  • Estimulará, dinamizará y coordinará grupos.
  • Controlará el tablón del anuncios.
  • El tutor es el responsable de mantener el contacto con los alumnos. Orientará al alumno.
  • Será el tutor quien proporcionará el apoyo docente que requiera el alumno. Ayudará a comprender conceptos fundamentales, a profundizar en los temas o incluso a realizar los ejercicios.
  • Realizará la evaluación del alumno.

    Creo que hoy en día el tutor está jugando un papel muy importante en nuestra sociedad, pues debido a veces a desconocimiento y otras veces a una desconfianza inicial por parte del alumno, es gracias a este que los alumnos se sienten integrados en el curso.

    ¿Cuáles son los principales roles y responsabilidades del tutor online? Entre los roles se distinguen:

  • Profesor facilitador: sería el típico profesor tutor encargado de facilitar el aprendizaje
  • Tutor: colabora con los estudiantes, intercambio entre el tutor y los estudiantes.
  • Moderador / animador: es el tutor dinamizador



    Un mismo tutor puede adoptar un único rol o todos a la vez, aunque a veces los distintos roles son adoptados por distintos tutores.

    Cuando la formación es online, el papel del tutor es diferente al de la formación tradicional. En primer lugar ¿cuál es la principal responsabilidad del tutor online? Pues no es otra que guiar y motivar al alumnado para que puedan completar el curso con éxito en lugar de las tradicionales clases teóricas. Para ello, en las fases iniciales se deben aclarar cuáles son los objetivos del curso, que es lo que se espera de los alumnos y que cabe esperar de los tutores. Esta fase inicial ya no es presencial sino que se realiza vía correo electrónico o por conferencia.

    Todos sabemos que tanto en la formación tradicional como en la formación online se producen abandonos, pero vamos a partir por la base de que en ambos casos, estas acciones formativas se adaptan a las necesidades reales de formación. En la formación online, por reciclarse, por adquirir conocimientos y habilidades un alumno ya está aprendiendo lo que él quiere aprender o le es útil para su trabajo. Si además que ya está estudiando algo que necesita, se siente motivado, éste aprendizaje va a ser más dinámico y rápido.

    El papel del tutor es primordial ya que en estos primeros momentos tiene que ir realizando consultas y comprobando que todos se sientan a gusto con el curso. De la misma manera que los alumnos que no tienen las habilidades necesarias para manejarse en un entorno on-line, el tutor les tendrá que aportar éstos conocimientos y generarles auto confianza. Tendrá que ir alentando, motivando y supervisando los progresos.

    ¿Y qué ocurre con ese factor importante que es el factor tiempo? Todos sabemos, tal y como he comentado anteriormente, que con el e-learning nos ahorramos tiempos en los desplazamientos y en la asistencia a clases como ocurre en la modalidad presencial, pero no nos ahorramos tiempo a la hora de estudiar y aquí el tutor vuelve a jugar un papel primordial, pues ha de ir persiguiendo a los alumnos para que no se duerman en los laureles, de lo contrario éstos cursos se harían eternos.

    Por ello, otra de las responsabilidades del tutor es ir estimulando y guiando a los alumnos para que no abandonen el curso pues todo y que existen sistemas de avisos de tiempo automáticos, no debemos olvidar que el factor humano también juega un papel importante en el e-learning. De hecho y sobretodo actualmente, el tutor hace o debe hacer un seguimiento individualizado de los alumnos y frente a tiempos de respuesta bajos, y es el tutor quien inicia la comunicación motivándose e interesándose por sus avances o problemas. Trabajo del tutor será por tanto asegurarse que los alumnos trabajan al ritmo adecuado.

    Para un buen funcionamiento del curso, será también papel del tutor comprobar que los alumnos realizan las actividades y ejercicios previstos, es decir, ha de ir supervisando el progreso de los alumnos. Hasta aquí el papel del tutor sería el del profesor-facilitador-tutor: pieza fundamental pues es el experto en la materia y quien sugiere actividades de aprendizaje y resuelve problemas para facilitar ese aprendizaje.



    Sí además el tutor realiza el feedback con el alumno sus principales misiones serán, dar información, clarificar y explicar dudas o consultas que pudieran surgir. Deberá asegurar que los alumnos alcancen el nivel requerido y para ello la comunicación entre alumno y profesor es necesaria y positiva, de manera que cuando finaliza el curso muchos de los alumnos continúan teniendo ganas de continuar la comunicación. Aquí el papel del tutor sería el del tutor que colabora con los estudiantes: aprendizaje basado en proyectos.



    El tutor también se encarga de conseguir que los alumnos muestren interés por los temas tratados fomentando la participación de los alumnos.

    En muchos casos a través de foros se comentan noticias de actualidad que tienen que ver con el tema estudiado. El tutor se encargará de conseguir que los alumnos interactúen entre ellos y se relacionen. Aquí el papel del tutor sería el del tutor dinamizador: fomenta la comunicación entre los alumnos, favorece el aprendizaje cooperativo y el intercambio de experiencias (interacción entre el tutor-alumno y alumno-alumno).

    Cabe decir que cuánto más dinámico sea el propio curso, menos tendrá que dinamizar el tutor y que si los materiales no aportan los contenidos necesarios creando las bases teórico-prácticas del aprendizaje, esto no se producirá.



    Otra responsabilidad importante del tutor en todos sus roles es su tiempo de respuesta. Deberá contestar a los alumnos lo antes posible y ésta es además una de las ventajas de la formación online: la rapidez en la respuesta. Hay que dar respuestas rápidas, de calidad y personalizadas. El tutor deberá contar con herramientas de seguimiento que le faciliten el trabajo. Una de las referencias de los alumnos online es el tutor y un pequeño retraso en las respuestas puede provocar la desmotivación de los alumnos. Este es un punto importante para la satisfacción del alumno.

    El tutor es el elemento esencial del proceso de orientación: para ello deberá tener conocimiento de sus alumnos y deberá proponerle alternativas que puedan conducirle a la toma de decisiones. Como parte de la actividad del tutor la orientación tiene unos objetivos concretos:

  • Lograr desarrollar en el alumno las aptitudes adecuadas para su propia orientación.
  • Adquirir madurez para la toma de decisiones académicas y profesionales.
  • Alcanzar un nivel de aprendizaje óptimo a lo largo de sus estudios universitarios.
  • Fomentar el desarrollo de capacidades para su adaptación a diferentes contextos.

    Para desarrollar todos estos objetivos contamos tanto con la práctica docente para dotar al alumno de unos conocimientos teórico-prácticos para su desenvolvimiento en la sociedad, su capacitación profesional y su inserción laboral y por otro lado con la acción tutorial.

    Para que el tutor pueda cumplir bien sus papeles será importante determinar el número máximo de alumnos de los cuales se podrá encargar (ratio tutor/alumno), ya que es importante determinar el tipo de relación y comunicación a mantener entre ambos.

    A modo de resumen los roles y responsabilidades del tutor online son los siguientes:



    Es decir, es el motivador activo del alumno y es el experto en la materia, que resuelve dudas y amplía los contenidos sobre los que el alumno desea o necesita profundizar.

    En las tutorías del e-learning se han de destacar las comunicaciones que posibilitan la interactividad y el diálogo y que al mismo tiempo significan un aumento de la calidad de los procesos educativos. En estos procesos existen dos tipos de tutoría:



  • Sistemas de tutoría síncronos: requieren la interacción de los interlocutores y, por tanto, se encuentran sujetos a su coincidencia temporal (coinciden en tiempo real).
  • Sistemas de tutoría asíncronos: no requieren dicha circunstancia de coincidencia temporal (no tienen que coincidir en tiempo real).

    Estos sistemas de tutoría permiten una comunicación interactiva y participativa, tanto entre alumno-tutor como entre alumno-alumno. Para casos específicos los sistemas de tutoría síncronos tienen el inconveniente que no son accesibles por el usuario a posteriori pero la ventaja de respuesta inmediata mientras que los sistemas asíncronos no obtienen una respuesta a tiempo real pero si permanecen para consultas a posteriori. Estos medios son:



    Por tanto el tutor deberá conocer las técnicas de comunicación personal que se utilizan en la comunicación a través de Internet. Deberá ser capaz de hacer un uso equilibrado de la comunicación síncrona y asíncrona dependiendo de la situación en la que se encuentre.

    Mientras que en la formación tradicional normalmente las tutorías son:

  • Sistemas de tutoría presencial individual: el alumno puede acudir a su tutor
  • Sistemas de tutoría presencial grupal: el tutor organiza una reunión de alumnos.

    La tutoría por tanto es uno de los pilares básicos en la formación online. Así se concibe como una intervención didáctica encaminada a resolver problemas y atender consultas relacionadas con los contenidos de formación y, orientar, asesorar al alumno en el trabajo con los materiales didácticos de que se dispongan.

    Los objetivos del tutor son fundamentalmente los de apoyar, orientar y evaluar el proceso de aprendizaje de los alumnos resolviendo dudas, proponiendo actividades complementarias o de refuerzo. En definitiva, darle una atención permanente al alumno.

    Por todas estas razones, el tutor deberá estar capacitado (su preparación básica ha de estar vinculada con la acción docente que le implica) y deberá disponer de unas actitudes (atender al alumno amablemente, estar accesible, estimular la participación de los alumnos) y cualidades (como lo pueden ser la cordialidad, capacidad de aceptación, claridad de las explicaciones y amplitud de conocimientos entre otras) para desempeñar su función con las máximas garantías de éxito.

    La experiencia está demostrando que uno de los factores de éxito del e-learning es que TODOS los cursos deben disponer de un seguimiento tutelar realizado por un tutor especializado que motive a los participantes y les invite a usar todas las herramientas del campus virtual.

    El tutor por tanto se convierte en:

  • orientador
  • facilitador
  • y dinamizador



    Es quien planifica las actividades, guía el proceso de aprendizaje y dinamiza la generación y desarrollo de conocimiento. Por tanto, promueve y facilita el aprendizaje de los alumnos para que desarrollen conocimiento (interactividad alumno-tutor).

    Artículo mostrado 55155 veces Texto más pequeño
    Artículo recomendado 29 veces Texto más grande