IV Congrés de la CiberSocietat 2009. Crisi analògica, futur digital

Grup de treball F-32: Menores y TIC

E-Book. ¿Te gusta leer?

Ponent/s


Resum

En el presente trabajo se apuesta por el e-book como una herramienta en el aula, necesaria para la integración de las nuevas tecnologías en la misma y la mejora educativa que estos dispositivos pueden traer al proceso educativo. se analiza su funcionamiento y posibilidades didácticas.

Contingut de la comunicació

1. INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL TRABAJO

Los libros electrónicos han dejado de ser una ilusión y ya son una realidad”1, afirmaron los profesionales reunidos en el “Foro e-book y edición digital: hacia una nueva cadena de valor del contenido”, organizado por la empresa de servicios editoriales Publidisa y realizado en Madrid el pasado 7 de mayo. Y es que según los más de 150 empresarios reunidos en el mismo, “en menos de diez años, este formato acaparará el 50% del mercado literario en 2015”.

¿Por qué empezar este trabajo con esta noticia? En primer lugar, porque el e-book, o libro electrónico, o libro-e, es hoy por hoy noticia, y dentro de muy poco, realidad. En segundo lugar, porque un foro dedicado únicamente a una tecnología nos puede dar idea de hacia dónde van los nuevos medios y qué se espera de ellos. Grandes marcas como Sony ya se han preocupado de elaborar sus productos y ponerlos en el mercado. Vamos a conocer mejor una nueva tecnología que es eso, nueva, y cómo podemos aplicarla en un proceso educativo en permanente reforma y en búsqueda continua de la mejora del mismo proceso educativo.

Dos noticias más nos dieron la clave para comenzar este trabajo, la aparición del nuevo formato de Sony, y el anuncio del presidente del gobierno de España, de dar a los alumnos de quinto de Primaria un ordenador portátil para llevar a sus casas (unos 420.000 ordenadores), para hacer los deberes, estudiar, etc. Ésta última noticia nos dio pie a buscar un formato más compatible, seguro y fiable más acorde con el concepto de enseñanza aprendizaje, y lo encontramos en el e-book.

Libro electrónico, e-book o e-libro. Nos decantaremos en este trabajo por el término en inglés, y fundamentalmente no por renegar de nuestra lengua, sino por igualar la terminología que actualmente nos vamos a encontrar en el mundo. Así, al igual que usamos los términos “PDA, ipod, iphone, o playstation”, vamos a emplear para este trabajo el término e-book.

Pero antes de comenzar, ¿qué es un e-book?

Es un nuevo avance tecnológico que consiste en una versión electrónica o digital de un libro. El término se refiere tanto al soporte como a la obra en sí que es el libro que se ha digitalizado. La mayoría de los usuarios se refieren cuando hablan de e-book al dispositivo en sí.

¿Por qué el título del trabajo?

Aunque a través de este trabajo vamos a tratar de comprender el funcionamiento del e-book y sus características, es necesario saber que éste es un dispositivo para leer, y de eso trata este trabajo. Es importante señalar que se trata de un reto ofrecer una nueva tecnología basada en la lectura, que hoy está tan “desvalorizada” y tan alejada del mundo de nuestros alumnos. Pero ahí está precisamente el reto, y por qué no, la solución. Apliquemos las nuevas tecnologías a los conceptos clásicos y logremos así, alcanzar una plenitud coherente con el aprendizaje de nuestros alumnos.

Hemos tratado con este título atraer al posible lector de este trabajo para que conozca las ventajas de una nueva forma de leer y se acerque a una nueva realidad que esperemos sea cotidiana. Además, hemos añadido el subtítulo de “la conversión tecnológica en el aula”, porque con esta nueva tecnología apostamos por un cambio en el aula que es tecnológico, y no un cambio cualquiera, sino que presentamos el reto de convertir el aula en un aula tecnológica.

Por último, tenemos que partir de la base de que esta tecnología aún se encuentra lejos de las posibilidades de muchas personas y centros escolares, pero no hay que olvidar que ésta puede ser una gran ventana abierta al futuro que pueda simplificar la actividad educativa y a la larga, reducir el coste de esta misma educación.

2. MARCO TEÓRICO DEL E-BOOK

Lo primero que hemos de destacar, es que estamos hablando de e-book como soporte, pero diversos dispositivos pueden ser utilizados como e-book: un PC, una PDA, un ordenador portátil, y en general cualquier dispositivo con pantalla y memoria.

Sin embargo, en estos últimos años han aparecido unos dispositivos cuya función es servir exclusivamente de e-book, caracterizados por un diseño que imita parcialmente la forma del libro en papel tradicional. Para su realización se buscó movilidad y autonomía, fundamentales para llevarlo a cualquier parte y leer durante horas si fuera necesario, sin problemas de recargas, y unas pantallas con dimensiones adecuadas para leer en un formato similar al tradicional y alto contraste para no entorpecer la lectura según los diversos momentos de luz. Por ello, apareció la tinta electrónica, un formato que permite la lectura sosegada sin producir cansancio o daños en la vista. Sólo se visualiza en blanco y negro y permite un gran ahorro de energía, ésta se conoce con el nombre de E-ink o Gyricon (un modelo anterior).

Un alto en el camino: ¿Qué es la tinta electrónica?

La tecnología de la tinta electrónica intenta solucionar algunos problemas de las pantallas TFT y de cristal líquido como son el gran tamaño, la poca maniobrabilidad y el reducido rango de visión. Esta nueva técnica consigue reducir el consumo ya que no necesita retroiluminación y una gran movilidad al ser de 3 mm de grosor y ser flexible. Las pantallas están formadas por tres capas, una con microtransmisores eléctricos, el polímero y una lámina protectora. En el polímero encontramos una matriz de millones de cápsulas que están flotando en un gel que permite que sean estimuladas electromagnéticamente. Mediante esta estimulación cada cápsula pasa a mostrar su cara blanca o negra, de manera que en la pantalla se representa un texto o gráfico.

Las principales ventajas son resoluciones efectivas superiores a los 150 dpi, superando claramente a los 70 dpi de las TFT o LCD. Al no necesitar retroiluminación y disponer de mayor brillo que las TFT se consigue una visualización desde cualquier ángulo, incluso con luz del sol. Además se consigue un ahorro de energía considerable, ya que no es necesario voltaje para conseguir mantener la imagen en pantalla una vez representada.

La siguiente infografía representa el funcionamiento de la tinta electrónica. Se encuentra alojada en la página de “consumer.es” y su dirección web es la siguiente: http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/hardware/2005/07/15/143752.php

Características del e-book

El e-book es una especia de “libro” (al menos mantiene un diseño similar), de diseño sobrio, pues sus funciones se orientan a la lectura, por ello su manejo debe ser simple y lo más fácil posible. Sus dimensiones son similares a las de un libro en papel y su peso varía entre los 250 y los 450 gramos, según el modelo elegido.

La mayoría de los dispositivos poseen una ranura de memoria “SD” para ampliar su capacidad, por ejemplo, una de 4 Gb permite almacenar más de cuatrocientos libros.

Cada dispositivo tiene su propio mecanismo para hacer avanzar o retroceder las páginas del libro digital, ya sea de una en una o saltando varias.

Para leer su contenido, además, estos dispositivos permiten ampliar la letra del libro hasta seis veces, buscar la parte deseada por palabras clave o descargar el libro en pocos segundos.


De hecho, estos dispositivos se mantienen todo el tiempo conectados a Internet y no necesita wifi; así, además de libros, permite leer diarios on-line o blogs, y no necesita de un PC para bajar libros u organizar la librería. Algunos de ellos permiten fotografías o audio. El modelo iLiad, por ejemplo, incorpora un lápiz Wacom para realizar anotaciones sobre libros, documentos o imágenes.

E-book: Un poco de historia

Este nuevo avance tecnológico del mercado literario ya es una realidad, aunque todavía tiene un largo camino que recorrer para convencer a editores y lectores. Para estos últimos, los mayores problemas son el económico y el sentimental. Por un lado, los dispositivos son todavía demasiado caros –cercanos a los 300 euros– para ser una tecnología popular. Por otro, hay todavía mucha gente, una gran mayoría, que siente la necesidad de tener el objeto y las páginas de papel entre sus manos. Estas y muchas otras razones explican por qué el ebook no parece que se vaya a imponer en pocos años. Sin embargo, los profesionales del sector no piensan lo mismo y aseguran que la evolución de este mercado va a ser muy rápida.

Aunque el camino comenzó en los años setenta del pasado siglo, es ahora, en el año 2009 cuando parece que las grandes empresas se están preocupando por su comercialización.

En 1971, Michael Hart lidera el proyecto Gutenberg que busca digitalizar libros y ofrecerlos gratis. Sin embargo, hasta 1993 no se registra el primer programa de libros digitales, llamado “Digital Book v.1” y en este mismo año se publica el primer libro digital “Del asesinato, considerado como una de las bellas artes”, del autor Thomas de Quince. En este mismo año “Digital Book lanza a la venta los primeros cincuenta libros digitales en disquete en Colombia en formato Digital Book (conocido como DBF). Este año también es clave para la aparición de “Bibliobytes”, un proyecto de libros digitales gratuitos en Internet.

En 1995 Amazon comienza a vender libros por Internet (como luego veremos, es un gigante en el sector y ha lanzado su propio dispositivo e-book: Kindle), y en 1996, el proyecto Gutenberg alcanza los mil libros digitalizados, su meta es un millón.

En 1998 son lanzados los dos primeros lectores de e-books, llamados “Rocket e-book” y “Softbook”. En ese mismo año surgen los sitios de Internet eReader.com y eReads.com que venden e-books.

Ya en el siglo XXI se producen varios hechos que nos anuncian la importancia que va adquiriendo esta tecnología: en el año 2000, el conocido escritor Stephen King lanza su novela “Riding Bullet” sólo en formato digital. En 2001 abre “todoebook.com”, primer distribuidor de e-books en español y en 2002, las editoriales Random House y HarperCollins comienzan a vender versiones electrónicas de sus títulos en Internet.

En los últimos años, los dispositivos han comenzado a ser los protagonistas de las estrategias de las grandes empresas, así, en 2005 Amazon compra “Mobipocket” y en 2006 Sony lanza su lector “Sony Reader” que ya incluye la tecnología de la tinta electrónica. En 2007, Amazon lanza Kindle, su modelo de e-book, y en 2008 Adobe y Sony hacen compatibles sus tecnologías e-book (Lector y DRM), lo que facilita la comercialización del modelo PRS-505 en Reino Unido y Francia.

Sin embargo, el camino aún es largo, quedando pendiente algunos factores importantes, como la eliminación de ciertas barreras, entre ellas, lograr la integración de los canales de distribución en las librerías, propiciar la llegada masiva de visores e-book que faciliten la lectura y generar lo más complicado, el hábito de usar esta tecnología en los ciudadanos.

¿Qué aporta el e-book?

Además de aportar una salida a millones de libros disponibles en las librerías y no leídos, hacer más democrática la lectura o integrar las nuevas tecnologías en nuestra vida cotidiana, el e-book permitirá ahorrar millones de euros en costes de impresión e intermediarios (sí, y evidentemente a mucha gente del sector sin trabajo, que tendrán que asumir una reconversión tecnológica en sus negocios o reorientarlos). Para los empresarios del sector, según las conclusiones del Foro e-book antes citado, “todo el mundo saldrá ganando”, y lo justifican de la siguiente forma: los autores obtendrán mayores ganancias (hasta un 80% de los beneficios por su trabajo, y actualmente solo recibe un 10%), los lectores también reducirán costes, ya que los libros electrónicos suelen costar unos ocho euros, frente a los 20 euros de media del referente en papel.

Pero, analicemos las ventajas del e-book:

  1. Acceso universal a los millones de e-books que ya están en Internet. En cualquier momento y en cualquier lugar (siempre que se tenga una conexión a Internet y ésta cada vez es más extendida)

  2. Siempre existirá el libro que se desea, no hay que esperar reediciones ni sorprendernos ante descatalogaciones.

  3. Disponibilidad inmediata: Comprar, descargar y leer. Con una conexión adsl el tiempo de descarga es de un minuto y medio.

  4. Precio más bajo, ya que se han eliminado algunos intermediarios y el soporte en papel.

  5. Calidad medioambiental: se evita el excesivo uso de papel, tinta, etc. Fomenta el cuidado del medio ambiente y además fomenta el ahorro de energía.

  6. Permite aplicaciones propias del ordenador, como la búsqueda de palabras, ampliación de detalles, o la incorporación de recursos multimedia, e incluso un acceso al diccionario para la búsqueda de palabras.

  7. Utilización del espacio y comodidad en el desplazamiento: su memoria puede alojar multitud de material que podemos consultar en cualquier momento sin tener que desplazarlo físicamente de un lugar a otro, sino tan sólo el dispositivo.

  8. El sistema guarda una copia de identificación con lo que el e-book podrá ser descargado de nuevo si se formatea el dispositivo y se podrá descargar en varios equipos usando el mismo identificador.

  9. No necesitamos demasiada luz para leer en ellos, los dispositivos poseen la tinta electrónica por lo mismo.

  10. Existe un software que puede convertir el libro escrito en archivo de sonido.

  11. Los últimos dispositivos permiten además la descarga de periódicos digitales y algunas webs, además de sus actualizaciones.

  12. Aunque es un dispositivo caro (unos 300 euros), tan sólo se compra una sola vez y almacenaremos en el cientos o miles de libros.

Y los principales inconvenientes que presenta:

  1. Aún son caros para cualquier bolsillo.

  2. La batería, aunque dura bastante se puede agotar justo cuando más nos interesa la lectura del e-book.

  3. Es más cómodo leer sobre el papel que en la pantalla del ordenador.

  4. Existen numerosas normas de seguridad que a veces pueden dificultar el acceso a determinado material.

  5. No es una buena opción si necesitamos libros con imágenes como libros de historia, mapas, fotografías, etc.

  6. No siempre se respetan los derechos de autor, en ocasiones se bordea la ilegalidad.

  7. No se pueden prestar. El acceso a los mismos es personal, gracias a las claves de seguridad obtenidas.

Futuro más inmediato del e-book

O lo que ya es una realidad. Los visores o dispositivos e-book han dejado de servir exclusivamente para la lectura de libros. Muchos cuentan con aplicaciones que permiten escuchar música, conectarse a Internet o almacenar otro tipo de documentos de texto, como el último lanzamiento de Amazon, el Kindle DX, que incorpora una conexión 3G que permite descargar automáticamente libros electrónicos o periódico digitales.

Otros dispositivos que actualmente están en el mercado son el “iLiad” (fabricado por iRex y primer dispositivo comercializado en España desde 2006), el “Reader de Sony (en sus diferentes variantes, el PRS-500, el PRS-505 o el nuevo PRS-700), el HanLin V3, el STAReBOOK STK-101, el Bookeen Cybook y el ya mencionado Kindle de Amazon que ya va por su segunda versión, Kindle 2.

3. FUNCIONAMIENTO DEL E-BOOK

El e-book, como ya hemos comentado es un libro, mejor dicho, miles de libros. En un solo dispositivo cada vez más pequeño se puede descargar miles de libros para ser consultados en cualquier momento. Es un dispositivo diferente del ordenador portátil, ya que actualmente, aunque está ganando en prestaciones, se utiliza preferentemente para la lectura de libros, de ahí la importancia de su propia tecnología y de la tinta electrónica que permite leer en cualquier parte, con un considerable ahorro de energía y en cualquier condición de luz.

El funcionamiento del e-book es muy simple y más desde que estamos acostumbrados a utilizar la descarga y la transferencia de archivos y hemos normalizado e interiorizado esta función tecnológica. El e-book permite almacenar libros, documentos de texto y notas en formato digital para su lectura. Entre los formatos comúnmente utilizados para los ebooks se encuentran: el .doc, correspondiente a archivos en Microsoft Word, el PDB (Mobipocket) y el formato PDF de Acrobat. De estos, el más usado es el PDF, ya que entre sus ventajas se encuentran su portabilidad y su estandarización ISO. Entre sus desventajas se puede citar que no es repaginable como por ejemplo, Mobipocket o el nuevo formato de Adobe EPUB. Este formato es un formato redimensionable, es decir, en un libro digital EPUB se marca el contenido, pero no se delimita su formato, que se adapta a las diferentes pantallas de los múltiples lectores de e-books del mercado.

El formato EPUB se trata de un xml basado en tres estándares de código abierto, como son Open Publication Structure (OPS), Open Packaging Format (OPF) y Open Container Format (OCF). De este modo, a diferencia de formatos cerrados como el PDF que hemos comentado, un libro EPUB se lee igual de bien en un Sony Reader, que en un iLiad o un iPhone, por ejemplo, que tienen pantallas completamente distintas. Cada vez son más los lectores de ebooks que soportan este formato, llamado a ser el estándar del libro digital. El paso quizá más importante y mediático lo ha dado Sony al incorporar soporte EPUB a su famoso lector, arrinconando de forma estratégica el Kindle de Amazon. Utilizar un formato libre y basado en estándares como el XML garantiza sin duda la supervivencia de esos contenidos y su libre utilización en distintas plataformas.

Para comprobar mejor el funcionamiento de este sistema podemos acceder a la infografía preparada por Consumer Eroski respecto al e-book y alojada en la siguiente dirección web:

http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/hardware/2008/12/21/182268.php


Una vez que ya conocemos el dispositivo y su funcionamiento, además de los formatos que soporta, veamos qué hay que hacer para descargar un libro en nuestro e-book. Una de las páginas web que hemos consultado es la del Buscador Google (http://ebookstore.sony.com/google-ebooks/), a la que tenemos acceso desde la misma página web de Sony y es el empleado por esta compañía para sus “Readers”. La apariencia de la web de referencia es la siguiente:

Y los pasos a seguir para descargar el libro electrónico en nuestro e-book son los siguientes:

1º. Si vamos a descargar el libro en nuestro portátil o PC necesitamos descargar un software que se nos propone desde la misma página web

2º. A continuación, hay que registrar la cuenta.

3º. Buscar el libro (hay más de 500.000 libros disponibles gratis en Google)

4º. Lo descargamos en nuestro PC, y ya estamos listos para leer.

Último paso, ¡ya estamos listos para leer!

Otros formatos pueden ser los escogidos para descragas de e-books. Cada día son más las páginas webs dedicadas a esta tarea, como: http://www.todoebook.com, http://www.planetalibro.net, o http://www.librosparadescargar.com

Y ya que hemos comentado en varias ocasiones el dispositivo creado por Amazon la gran empresa editorial dedicada a la venta de libros por Internet, vamos a conocer la forma de trabajar en esta web. Su enlace a la página de Kindle (su formato de e-book) y todo lo que tiene que ver con la lectura de libros electrónicos es: http://www.amazon.com/kindle-store-ebooks-newspapers-blogs/b/ref=sa_menu_ks2_gw?ie=UTF8&node=133141011&pf_rd_p=328655101&pf_rd_s=left-nav-1&pf_rd_t=101&pf_rd_i=507846&pf_rd_m=ATVPDKIKX0DER&pf_rd_r=0TRE14YA5QCKP4X1JXJ4

La apariencia de esta página es la siguiente:

En el momento de la consulta de esta página, existían 552 libros para niños de cuatro a ocho años. Hemos visto que los contenidos básicamente son en inglés, por ello, hemos querido introducir en nuestro trabajo esta página, para poner un ejemplo práctico de cómo descargar el libro en inglés y poder emplearlo en nuestra aula. Más adelante, en el epígrafe siguiente de aplicación del recurso, podremos explicar la forma de introducir el e-book en clase.

Hemos escogido un libro de “Jorge el curioso”, un mono muy divertido que incluso tiene una serie en televisión que hemos podido ver en España a través de Televisión Española. Hemos escogido, en concreto, “Curious George goes to the beach”, escrito en el año 1999 y que en la página de Amazon tiene un precio muy económico, 3,16 dólares.

Al intentar comprarlo, nos pide, al igual que en la página que antes analizamos un registro, para poder efectuar la compra de ahora en adelante.

Otra de las páginas, esta española, es la que hemos mencionado antes: http://www.todoebook.com, que además de libros de pago, ofrece algunos gratis en el enlace: http://www.todoebook.com/ebooks-gratis.asp

El proceso de descarga es también muy sencillo, ya sea directamente al PC o al dispositivo e-book que elijamos:

La primera pantalla nos dice el producto que hemos seleccionado y nos remite a un pequeño registro que contiene los campos, sexo, edad y ocupación.

A continuación aparece el producto escogido en nuestra “cesta de la compra” con un coste de cero euros. En este caso hemos escogido el cómic de Ibáñez de “Mortadelo y Filemón”: “Los reyes del humor”.


A continuación debemos crear nuestra cuenta como nuevos clientes, ya que esto es lo que nos servirá siempre que queramos hacer una descarga.

Debemos rellenar a continuación el formulario que se nos pide como registro, con algunos campos como: nombre, apellidos, dirección de correo electrónico, contraseña… y tenemos que aceptar las condiciones y además, la web nos ofrece la posibilidad de recibir la factura de nuestra compra por correo electrónico.

Uno de los últimos pasos es la confirmación de la compra, y el sistema nos ofrece un resumen con nuestros datos personales:


Y finalmente, el libro ya está en nuestro poder. Al ser esta nuestra primera compra, el sistema nos explica algunas advertencias y nos da consejos útiles al respecto.


Como se comprueba, para su descarga, es necesario que se tenga instalado el programa Adobe Digital Editions y la web da la opción de realizar un test de pruebas. Ya solo hay que descargar el libro en nuestro PC.

Seguridad en e-book

Para paliar el miedo del mundo editorial frente a la posible pérdida de derechos sobre el contenido de sus obras Adobe ha creado un complejo sistema de seguridad llamado DRM (Digital Right Management). La seguridad de este sistema está permitiendo a editores como Pearson, Dykinson o Editorial MAD la edición de títulos técnicos que difícilmente podrían encontrarse en Internet de otra forma. Además, la Agencia Internacional del “International Standard Book Number” (ISBN), a través del Manual de Usuario del ISBN en su actualización del 5 de febrero de 2002, reconoció los e-books como sujetos de código ISBN en el acápite 6 (página 15 del Manual).

Una variante para los amantes del papel

Y para concluir este apartado, nada como aportar informaciones sobre los avances en el mundo del libro en papel, para comprobar que aún hoy el e-book sigue siendo una tecnología discutida, no demasiado conocida y que mantiene aún reacios a muchos lectores.

Se ha creado una máquina para editar libros físicos bajo demanda en menos de cinco minutos. Su diseño no es revolucionario, impresionante o elegante. Su aspecto recuerda a una fotocopiadora de oficina gigante, pero la Espresso Book Machine (EBM), patentada y comercializada por la compañía On Demand Books, es uno de los inventos más sorprendentes de los últimos años. Tanto es así, que muchos piensan que podría convertirse en una revolución para el mercado del libro, ya que podría convertirse en el mejor aliado de las pequeñas librerías que, gracias a este artilugio, tendrían la capacidad de competir con gigantes de la distribución como Amazon.

Lo más interesante de esta máquina es que, en pleno siglo XXI y haciendo oídos sordos de la creciente digitalización de los contenidos, la EBM apuesta por la edición física. Descrita por Jason Epstein, su inventor y propietario, como el cajero automático de los libros, este nuevo artilugio es una especie de impresora capaz de editar y encuadernar, entre más de 500.000 títulos, el volumen de un libro en cinco minutos.

La EBM ya ha sido instalada en diversas universidades de Estados Unidos y Canadá, en una librería de Australia e incluso en la Biblioteca de Alejandría de Egipto, donde lleva funcionando tres años en su versión beta.

Ahora, la Espresso Book Machine aterriza en Europa, en Reino Unido, y se dispone a revolucionar el mercado editorial del Viejo Continente. El primer comprador europeo ha sido, nada más y nada menos, que la red de librerías Blackwell, que ha instalado la primera máquina en su tienda de la Charing Cross Road –la calle de las librerías en Londres– y que pretende colocar una EBM en cada uno de sus establecimientos.

4. APLICACIÓN DEL E-BOOK A LA EDUCACIÓN

Las Nuevas Tecnologías del Información y la Comunicación están revolucionando nuestras vidas y es necesario llevar esta novedad a las aulas. La preocupación por introducir las tecnologías en el proceso de enseñanza aprendizaje ha sido objeto de estudio de esta asignatura durante el presente curso, y ahora vamos a tratar de aportar nuestro “granito de arena” con la presentación de e-book como nuevo material en el aula.

La ley actual de educación, la Ley Orgánica de Educación (LOE) De 4 de mayo de 2006, BOE nº 106)2, aporta para cada uno de los diferentes niveles, Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, algunos aspectos de relevancia ante la implantación de las nuevas tecnologías en el aula:

Entre los objetivos de la etapa de Educación Infantil encontramos: “Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión” (LOE, Art 11.f), recomendándose la toma de contacto con las NTIC (Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación), además de un desarrollo del inicio del resto de lenguajes”.

En la Educación primaria, se destaca también entre sus objetivos: “Iniciarse en la utilización para el aprendizaje de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que se reciben y se elaboran” (LOE, Art. 16.i).

Y en la Educación Secundaria Obligatoria (aunque en principio no es objeto de nuestro estudio), se habla entre sus objetivos de: “Adquirir una preparación básica en el campo de las tecnologías especialmente las de la información y la comunicación” (LOE, Art. 23.e) y también se dice: “sin perjuicio de su tratamiento específico en algunas de las materias de cuarto curso, la comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual y la educación en valores se trabajarán en todas las áreas”. (LOE, Art 24.5).

Además, la LOE establece que “las administraciones promoverán la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación de todo el profesorado, independientemente de su especialidad estableciendo programas específicos de formación en este ámbito, igualmente les corresponde fomentar programas de investigación e innovación” (LOE, Art.102).

Actualmente, la implantación de las Nuevas Tecnologías en el aula está siendo “caballo de batalla” desde que el gobierno implantó el “Plan E” para fomento del empleo y la innovación. En lo que se refiere a educación, este Plan concibe distintas medidas, como el incremento de becas para el acceso a la educación, una nueva formación profesional, “Estrategia universidad 2015” o el plan para reducir el abandono escolar. En lo que a nuevas tecnologías respecta, el Plan E ha creado el “Plan Educa3” para creación de plazas gratuitas para niños menores de tres años y un compromiso por la calidad y afirma en este punto que “La puesta en marcha del Plan Educa3 tendrá en cuenta igualmente las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías para la mejora de la calidad educativa. Así, se pondrá en marcha un espacio Web dirigido tanto a la formación de profesionales como de las familias en el que se podrán encontrar recursos educativos, intercambio de experiencias y materiales didáctico”.3

Entonces, ¿cómo podemos integrar el e-book en el proceso educativo?

La primera opción que se nos presenta es como material complementario. Conocemos la importancia de las bibliotecas de aula que en ocasiones cuentan con material donado por los mismos alumnos. Muchos profesores utilizan esta herramienta como fomento y animación a la lectura y se encuentran con varios problemas. Al final de curso, los libros se encuentran en mal estado (por mucho que se cuiden, pasan por las manos de los niños de continuo), y la mayoría de ellos se han agotado para la lectura. Los recursos del centro y del aula son limitados y no siempre es posible recibir material bibliográfico nuevo.

De este modo, nuestra primera aplicación va destinada a la biblioteca del aula. En “nuestro e-book” tendremos una biblioteca virtual, enormemente rica en documentos, fácil de manejar (sobre todo para nuestros alumnos que conocen y conviven con las nuevas tecnologías) y que permite leer cualquier libro en cualquier momento. Cada alumno conoce qué libro está leyendo, por lo que el dispositivo puede ser empleado por distintos alumnos y cada uno de ellos tendrá acceso a su propio documento.

El inconveniente de esta aplicación: necesitaríamos contar con más de un dispositivo para que todos los alumnos del aula pudieran acceder a él en algún momento. Además de su elevado coste, no siempre encontraremos libros gratis en la red, por lo que el coste (aunque no elevado como hemos visto), aumentará. Además es una tecnología que debe ser empleada con cierta delicadeza, y se deben evitar (como en todos los dispositivos) los golpes, manipulaciones excesivas o manejo inexperto de la misma.

Pero demos un paso más allá. Bastante más allá, revolucionemos el aula y la enseñanza: ¿Y si cada alumno posee su propio dispositivo e-book? Un dispositivo que le permita tener no solo libros complementarios para su educación, sino los mismos libros de texto que hoy tienen en las clases. Imaginemos el reto: un solo dispositivo en las mochilas de los niños, con todos los contenidos almacenados y guardados, sin necesidad de usar un “cheque libro” con los problemas de cuidado, roturas o suciedad que éstos conllevan últimamente (recordemos que por ejemplo, en la Comunidad Autónoma de Andalucía, el mismo libro de texto pasa por cuatro alumnos diferentes durante cuatro cursos completos). Un e-book que permita que todos los alumnos dispongan de un mismo texto al mismo tiempo, que se pueda consultar en el momento un mismo periódico o blog, etc. ¿Ciencia ficción? Podría ser, ¿pero no se prevé dar 420.000 ordenadores a sendos alumnos de quinto de primaria? Teniendo en cuenta que el precio del ordenador puede ser similar y que ya han surgido voces que pregunta por el coste añadido de sistemas operativos y de cuál de ellos será el más adecuado para todos los alumnos, si todos deben tener el mismo, por qué no una tecnología “open source”, etc. ¿Y por qué no una ayuda destinada a la compra de un elemento tecnológico que fomenta en su raíz la animación a la lectura y que nos puede servir toda la vida pues los libros siempre se actualizan? (En realidad, con las nuevas tecnologías no podríamos hablar de “para toda la vida”, siempre existe un modelo nuevo y mejor).

Pensemos en este punto. Una clase de 25 alumnos, cada uno con su e-book. El profesor indica el tema a tratar y los alumnos pueden consultar entre los diferentes fondos bibliográficos que tienen. Se emplean las nuevas tecnologías, se lee, las editoriales no pierden dinero (reducen costes de papel, pero tienen que seguir vendiendo el material a través del e-book) y estamos haciendo del mundo un lugar más ecológico y coherente con el cuidado del medio ambiente.

Además, se puede producir el intercambio de tarjetas “SD” entre los compañeros o el profesor y poder consultar de esa forma material adicional que puedan aportar otros alumnos en el aula.

Para ver el funcionamiento concreto, nos vamos a poner en la situación de un aula de 25 alumnos de 4º de Educación Primaria en clase de Lengua. En el tema de los medios de comunicación, los alumnos poseen sus e-books por la página marcada por el profesor, que les habla de la comunicación y cómo esta se produce. Uno de los apartados habla de la prensa y decidimos consultar uno de los periódicos del día, o varios (podemos ponernos en grupo) para ver su formato, su tipo, la tipografía que emplea, las noticias que lleva en portada, etc. Lo mismo nos puede ocurrir en la clase de conocimiento del medio si podemos acceder a alguno de los blogs permitidos que nos aporte mayor información sobre un tema.

Pero tenemos que ser objetivos, y debemos presentar los inconvenientes de este mundo de “ciencia ficción” que hemos planteado.

Si el e-book tuviese plena conexión a Internet, incluyera color y acceso total a gráficos y fotografías” sería lo más completo para el sistema educativo y la introducción de las nuevas tecnologías en el aula. Pero estaríamos hablando de un “mini ordenador portátil” que ya existe y que no es lo mismo que el e-book.

Nosotros proponemos un libro, un libro electrónico que es contenedor de libros, que se puede actualizar, pero que presenta un coste que hay que asumir. Además, la ausencia de color no lo hace atractivo precisamente para los alumnos, y aunque algunos poseen audio, tampoco son dispositivos encaminados a los alumnos del grupo que posean alguna discapacidad visual (aunque algunos de estos dispositivos permiten ampliar mucho la letra, serían como un Zoomtext de mano).

Otro inconveniente, es la adaptación al sistema y a la forma de dar clase. El e-book cansa la vista y se debería combinar con los métodos tradicionales como realizar actividades a mano (así además conservamos las funciones básicas de la ortografía, la realización de ejercicios esquemáticos o el orden de las ideas en el papel), no se debería abusar de él. Entonces, ¿se podría integrar en el aula?

Después del trabajo realizado pensamos que sí. Nos preocupamos demasiado por introducir el ordenador en el aula y no se han pensado en otras alternativas. Lo que nosotros presentamos en este trabajo es otra alternativa, una solución más para mejorara la educación de nuestros alumnos, y como estamos convencidos de que las nuevas tecnologías son positivas para estos procesos, abogamos por buscar aquellas que sean más útiles, novedosas y fáciles de utilizar.

5. CONCLUSIONES

¿Cómo concluir un trabajo si en realidad estamos empezando a trabajar con esta tecnología y a experimentar con ella?

Aún falta mucho que definir sobre el dispositivo y en realidad dependemos en extremo de los avances tecnológicos que las empresas quieran destinar y ofrecer a este respecto.

Aunque hemos encontrado mucha información en la red al respecto de esta nueva tecnología, hemos comprobado que aún está como “en fase experimental” para el ciudadano común que aún no conoce qué es y lo relaciona más con la descarga de libros por Internet que con la capacidad de disponer de miles de libros en cualquier momento y lugar.

Al respecto de esto, son varias las conclusiones que podemos extraer en la finalización de este trabajo:

  • Apostamos por las Nuevas Tecnologías (todas, en general) como una nueva filosofía de concebir la educación, y éstas no deben ser sólo herramientas esporádicas en el proceso de enseñanza – aprendizaje de los alumnos, deben integrarse por completo en el sistema educativo.

  • La tecnología del e-book es fácilmente aplicable a nuestra vida cotidiana (observemos cuántos iphone, itouch hay a nuestro alrededor, recordemos la euforia cuando se pusieron en venta), sólo hay que estar abiertos a las nuevas posibilidades que nos ofrece y confiar en ellos como una herramienta de apoyo y animación a la lectura.

  • El futuro de nuestra sociedad gira en torno a las nuevas tecnologías en todos los aspectos cotidianos de nuestra vida (domótica, gps, ordenadores inteligentes, pda´s, etc.), por lo que debemos preparar a nuestros alumnos para ello, no pueden ser unos “analfabetos tecnológicos en pleno siglo XXI”.

  • Los profesores debemos tener cierto respeto por las nuevas tecnologías y no volcar toda nuestra esperanza educativa en las mismas, pero debemos conocer todas sus posibilidades y aplicaciones y estar dispuestos a integrarlos en el aula. Debemos por ello, contar con la información y la formación adecuada para ello.

  • El coste económico de las nuevas tecnologías, y en concreto de la que hemos analizado, puede ser elevado, pero hay que saber qué recursos son los más adecuados y si su rendimiento y utilidad pueden subsanar ese desfase económico.

  • Para los lectores ávidos de libros, el e-book no debe ser una tecnología más. Debe suponer un nuevo paso en su pasión por ellos y saber integrarlos en su quehacer diario, no tiene por qué desecharse la lectura tradicional. La clave del éxito del cambio siempre está en la normalización y la integración tranquila de los mismos.

  • Los e-books pueden conformarse como un elemento básico en la animación a la lectura de nuestros alumnos. Si queremos que lean, ¿puede ser más atractivo para ellos dotarlos de un dispositivo que les permita además escuchar y almacenar mucho material?

  • Una de las conclusiones más evidentes, es la portabilidad. Vivimos en un mundo donde todo es pequeño para llevarlo encima: móvil, ipod, cámara de fotos, cámara de vídeo, pda, ¿y un libro? Sí. O miles de ellos en un dispositivo con la apariencia similar.

  • Habrá que esperar, pues nunca sabremos cómo va a desarrollarse una nueva tecnología y cómo va a ser aceptada, ¿pero alguien creía que iba a abandonar el disquete por un dispositivo usb de mucha mayor capacidad integrado en el llavero, por ejemplo?

  • Y una última conclusión, gracias a este trabajo nos hemos podido acercar al mundo tecnológico que nos rodea y comprobar sus aplicaciones prácticas en la escuela y decidir qué, con tan sólo un poco de la programación adecuada y el tiempo necesario son muchos los elementos que podemos incluir en el aula que harán las clases diferentes y quién sabe, si descubrirán nuevos caminos a explorar.

  • Por último, e-book, ¿te gusta leer?

NOTAS:

1 Noticia recogida en el siguiente enlace: http://www.expansion.com/2009/05/12/entorno/1242154413.html

3 La página web de esta espacio es la siguiente: http://www.educacion.es/plane/educa3.html

Bibliografia/Referències


En este trabajo hemos acudido a las numerosas fuentes bibliográficas que nos ofrece la red y a algunos documentos profesionales que hemos encontrado en algún portal de contenidos. Hemos consultado las noticias a este respecto y hemos señalado algunos aspectos educativos haciendo referencia a páginas webs oficiales.

La bibliografía empleada se aloja en los siguientes enlaces:

 

CC0 (Equivalent a Domini Públic)