IV Congrés de la CiberSocietat 2009. Crisi analògica, futur digital

Eix F - Comunicació

Grup de treball F-33: Identitats i relacions en línia

Coordinació


Comunicacions

Preguntes inicials

¿Cómo se caracterizan los nuevos lenguajes que observamos en las relaciones en línea?

¿Cuál es el rol de estos nuevos lenguajes en la configuración de identidades en Internet?

¿Cómo se modifica la noción de identidad a partir del reconocimiento del impacto de las relaciones de interacción virtual sobre la construcción de subjetividades individuales y colectivas?

¿Cuáles son los atributos a considerar para establecer un parámetro de identidad virtual?

¿Cómo se conjugan las interacciones "reales" con las virtuales? ¿Cómo reconfiguran las prácticas identitarias?

¿Cómo influyen las relaciones a través de los distintos dispositivos que favorecen las relaciones en línea (Internet, Chat, teléfonos móviles, redes sociales, Youtube, fotologs, etc.) en la construcción de la(s) identidad(es) en sujetos virtuales?

¿De qué manera contribuyen a la construcción de una identidad colectiva estas relaciones en línea?

Descripció del GT

Este grupo intenta revisar la noción de identidad mediante el reconocimiento del impacto de las relaciones de la interacción virtual en la subjetividad individual y colectiva.

La posibilidad de establecer un análisis interdisciplinar (lingüístico, filosófico, comunicativo, sociológico, tecnológico, entre otros) favorece una descripción efectiva de las relaciones que los usuarios entablan cuando recurren a Internet.

En el chat, las redes sociales (Facebook, Twitter), la telefonía móvil, los fotologs, los blogs, reconocemos una herramienta de contacto y también un espacio para desarrollar una nueva clase de comunicación.

La identidad y la comunicación se configuran mutuamente: la identidad condiciona y modula los comportamientos comunicativos así como sus tópicos.

Simultáneamente, la identidad puede ser en sí misma objeto de comunicación.

Parecería ser que, con estos nuevos dispositivos, tanto la identidad como su narración, experimentan una nueva dimensión en la que la representación de los individuos y la revelación personal se han vuelto un componente central en las interacciones.

Podemos señalar que la identidad se afirma y reconoce por rasgos distintivos y procesos para la identificación personal. Las diferencias y la afirmación de éstas respecto a otros individuos y grupos contribuyen en este desarrollo.

Este proceso se asocia a múltiples reglas de comportamiento, códigos y roles sociales que distinguen tanto las relaciones en el interior del grupo como hacia fuera y constituye algo más que un marco clasificatorio, a través de reglas y dinámicas de intercambio en la arena simbólica.

La pragmática sociocultural (Bravo, 2002), por ejemplo, indica una consideración del estudio del lenguaje pero atendiendo a todos los factores que intervienen en la situación comunicativa. El aporte de esta perspectiva a la lingüística es la consideración del contexto del usuario, sumando a la situación comunicativa (o la situación concreta de habla), el contexto sociocultural que incluye desde una determinada interacción interpersonal hasta una comunidad de habla y atiende, entre otros, a factores sociales, socioeconómicos y culturales (Bernal, 2007).

Un contexto sociocultural presenta características constitutivas que son únicas. Hernández Flores (2004: 96,97) señala que "los contextos socioculturales son contextos específicos que abarcan comportamientos, actitudes y valores que son conocidos, aceptados y practicados en una comunidad de hablantes". El estudio y conocimiento del contexto, en definitiva, constituye una tarea que el investigador no puede atender de manera generalizada, sino pormenorizada, según cada comunidad cultural.
El problema de la identidad demanda, en este caso, un estudio interdisciplinario que permita establecer cuáles son los elementos que intervienen en su configuración.