IV Congreso de la CiberSociedad 2009. Crisis analógica, futuro digital

Grupo de trabajo D-28: Museos y patrimonio cultural

Museos 2.0: Las redes sociales como enlace directo entre los museos y su público

Ponente/s


Resumen

Comunicación informal y directa con el público, así como publicidad económica o casi gratuita, son las ventajas que ofrece el uso de redes sociales como Twitter y Facebook a los museos alrededor del mundo.
A través de estas herramientas de la Web 2.0, las instituciones culturales establecen una relación horizontal con su audiencia, al lograr una comunicación sin intermediarios.
En Twitter, servicio de "microblogging" nacido en 2006, existen al menos 623 museos que informan en tiempo real sobre lo que está sucediendo en el interior de sus muros: publican imágenes del montaje de sus exposiciones o cuando son visitados por una celebridad, notifican sobre eventos próximos, reportan sobre conferencias o espectáculos que ocurren en el momento, y ofrecen datos curiosos sobre sus colecciones.
Estos recintos tienen en conjunto, hasta ahora, a más de 719 mil seguidores a través de esta red social.
Y el público responde a estas actualizaciones con preguntas, comentarios y críticas, lo cual pone a los museos y a los visitantes en el mismo nivel.

Bibliografía/Referencias


Creo que a la gente le agrada que estemos abiertos a preguntas, les gusta ser parte de las conversaciones y que estemos comprometidos con ellos directamente. Asimismo, creo que la gente aprecia que estamos escuchando lo que tienen que decir sobre la institución”, considera en entrevista Victor Samra, gerente de Mercadotecnia en Medios Digitales del Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York[1].

El MoMA es el museo con más seguidores en Twitter (más de 43 mil 500 desde noviembre de 2008), y uno de los que a diario informa varias veces al día sobre lo que ocurre en su espacio.

En Facebook también encabeza la lista en cuanto a fanáticos, con más de 178 mil personas que reciben sus actualizaciones.

Tener actividad en estas plataformas nos permite acercarnos al público, abrir las líneas de comunicación entre la gente y la institución. Esto puede ayudar a cambiar la percepción del museo como un edificio de cuatro paredes cerradas en una organización con personalidad y un rostro humano”, indica Samra.

El Museo Británico, destacado por colección de 7 millones de piezas de las más importantes culturas del mundo, tiene más de 8 mil 300 seguidores en Twitter desde que abrió su perfil hace unos cinco meses.

Hannah Boulton, jefa de prensa y mercadotecnia de este espacio, considera que el uso de estas herramientas les permite alcanzar audiencias potenciales que tarde o temprano pisarán el museo.

La manera en que los visitantes obtienen la información sobre lo que sucede en los espacios culturales a cambiado mucho en los años recientes. Twitter y Facebook nos dan la oportunidad de alcanzar a un público diferente. Esta audiencia puede actuar también como “promotor”, al compartir o reenviar la información a sus contactos”, comenta [2].

Sin embargo, añade, las redes sociales permiten la comunicación informal con el público, en contraste con métodos de mercadotecnia convencionales como los folletos o los volantes.

Aunque estos métodos son todavía importantes, las redes sociales nos dan otro nivel de interacción con el museo en una comunidad en línea”, señala Boulton.

 

Publicidad y etiqueta

Los departamentos de comunicación y mercadotecnia de los museos designan a una persona para encargarse de actualizar los perfiles en las redes sociales de estas instituciones, y dedican entre quince minutos a una hora a esa labor, entre el resto de actividades que tenga que realizar.

Jim Richardson, director de Sumo, una consultora británica que trabaja en los sectores del arte y la cultura en el Reino Unido, ha estudiado además la manera en que los museos aprovechan Twitter y Facebook[3].

Estas redes sociales son dos de los sitios de internet más populares actualmente y tiene mucho sentido para los museos ser parte de ello, ya que ahí es donde su público potencial está pasando el tiempo”, indica en entrevista el autor del sitio web www.museummarketing.co.uk.

Richardson recomienda que las instituciones que utilicen estos medios, si bien pueden aprovechar la informalidad, no deben olvidar que no son “los mejores amigos” de quienes reciben su información.

Es importante recordar que eres un museo. Aunque estos sitios son lugares informales donde se dan conversaciones entre humanos, si las usas para hablar como institución parecerá que no comprendes estos espacios.  No hay que actualizar tan a menudo, o empezarás a aturdir a la gente”, dice.

Pero, a decir del consultor, lo más importante es la interacción que se logra con el público, quien agradece cuando recibe respuesta a sus comentarios, tal como sucede en la vida fuera de las pantallas.

No invitarías a alguien a hablarte y después le darías la espalda cuando empiece a hablar en la vida real. Parecería algo grosero y tampoco se debe hacer en el mundo virtual”, reitera.

Richardson ha sido conferencista en seminarios y congresos sobre la situación actual de los museos y prepara el evento “Museum Next” (www.museumnext.org) para octubre próximo, que reunirá a directores, curadores y encargados de actividades educativas de recintos, para discutir sobre estrategias que permitan traer nuevos públicos a sus espacios.

 

Museos mexicanos en la red

El Museo Frida Kahlo y el Diego Rivera-Anahuacalli fueron los primeros recintos mexicanos en unirse a la red social que ha llamado la atención de todo el mundo en el último año, Twitter.

En tan sólo un par de meses de haber lanzado sus perfiles, el dedicado a la pintora tiene poco más de mil seguidores, mientras que el del espacio que alberga una importante colección de piezas arqueológicas reunidas por el muralista, tiene poco más de 290.

La gente que recibe las actualizaciones de estos espacios es de países como México, Estados Unidos, Brasil, España, Italia y el Reino Unido, entre otros.

Además, gracias a la conexión directa que permite esta red, el perfil del Museo Frida Kahlo ha tenido interacción con el del MoMA y del Getty, quienes el pasado 6 de julio, aniversario del nacimiento de la artista, incluyeron vínculos a las obras que de ella hay en sus colecciones.


[1] [2] [3] Entrevista realizada para el artículo “Twittean con su público”, publicado el 19 de julio de 2009 en el Periódico Excélsior de la Ciudad de México. (enlace: http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/comunidad/expresiones/twittean_con_su_publico/665965)


© Todos los derechos reservados