IV Congreso de la CiberSociedad 2009. Crisis analógica, futuro digital

Grupo de trabajo A-5: Adquisición de competencias para la ciudadanía digital

Proyecto TICA: Tecnologías de Información y Comunicación para el Aprendizaje

Ponente/s


Resumen

El Proyecto TICA (Tecnologías de Información y Comunicación para el Aprendizaje) tiene como objetivo principal la integración de las tecnologías de información y comunicación (TIC) que sirvan de apoyo para el desarrollo de la competencia comunicativa. Para ello, se seleccionarán recursos contenido educativo que propicien el desarrollo de actividades dirigidas al uso de la lengua como instrumento de comunicación y como medio para la construcción del conocimiento. La propuesta se enmarca dentro del contexto de la integración de la competencia comunicativa al currículo (Communication Across the Curriculum, CAC) mediante la aplicación de las tecnologías de información y comunicación (TIC).

Contenido de la comunicación

TICA, tecnologías de información y comunicación para el aprendizaje, hace referencia a las siglas lexicalizadas como “las tic”.  Así, la enciclopedia virtual WIKIPEDIA aporta la siguiente definición al respecto: “Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son un conjunto de servicios, redes, software y dispositivos que tienen como fin la mejora de la calidad de vida de las personas dentro de un entorno, y que se integran a un sistema de información interconectado y complementario”. 1 Pere Marques Graells (2000), en la publicación electrónica Las TIC y sus aportaciones en la sociedad, abunda en la explicación de cada uno de los componentes:

TECNOLOGÍA = Aplicación de los conocimientos científicos para facilitar la realización de las actividades humanas. Supone la creación de productos, instrumentos, lenguajes y métodos al servicio de las personas.

INFORMACIÓN = Datos que tienen significado para determinados colectivos. La información resulta fundamental para las personas, ya que a partir del proceso cognitivo de la información que obtenemos continuamente con nuestros sentidos vamos tomando las decisiones que dan lugar a todas nuestras acciones.

COMUNICACIÓN = Transmisión de mensajes entre personas. Como seres sociales las personas, además de recibir información de los demás, necesitamos comunicarnos para saber más de ellos, expresar nuestros pensamientos, sentimientos y deseos, coordinar los comportamientos de los grupos en convivencia, etc.

TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN (TIC) = Cuando unimos estas tres palabras hacemos referencia al conjunto de avances tecnológicos que nos proporcionan la informática, las telecomunicaciones y las tecnologías audiovisuales, que comprenden los desarrollos relacionados con los ordenadores, Internet, la telefonía, los "mas media", las aplicaciones multimedia y la realidad virtual. Estas tecnologías básicamente nos proporcionan información, herramientas para su proceso y canales de comunicación.

La accesibilidad (fácil acceso, open source) y la usabilidad (amigables, user friendly) son requisitos indispensables para su desarrollo. Desde el punto de vista funcional, Marques Graells, al comentar sobre el Impacto TIC en la Educación, les atribuye las siguientes funciones:

  • medio de expresión para la creación

  • canal de comunicación

  • instrumento para procesar información

  • fuente de información

  • organización y gestión de centros, tutoría

  • recurso interactivo para el aprendizaje, ocio

  • instrumento cognitivo

Las tecnologías de información y comunicación son parte integral de la sociedad de la información, en continuo crecimiento; constituyen el andamiaje de la sociedad del conocimiento, enfatizando así la importancia de la elaboración de conocimiento funcional a partir de la información disponible; asimismo aportan a la sociedad del aprendizaje, pues satisfacen la necesidad de una formación continua para poder afrontar los constantes cambios sociales. (Marques Graells, 2000).  

Se constata, mediante la integración de las TIC, un cambio de paradigma en la enseñanza, dicho cambio se refleja en el documento de la UNESCO (2008) titulado Towards Information Literacy indicators, ya que además de localizar, evaluar, utilizar la información, hay que saber transmitirla2. Por ello, se establece la distinción entre literacia de información (IL) y tecnologías de información y comunicación (ICT)3; un usuario efectivo de la información debe tener un dominio de las habilidades de acceder, evaluar y usar la información de diversos recursos distinción y de las habilidades que posibiliten su aplicación y transmisión.  

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en el Proyecto 20214 establece entre las metas educativas para Latinoamérica “Apoyar a los Ministerios en las políticas de incorporación de las nuevas tecnologías de comunicación a la enseñanza”. (OEI, p. 121).

Es indudable que la comunicación efectiva forma parte de las habilidades que permiten la transmisión del conocimiento. Dicho paradigma se recoge en el recuadro presentado en la página siguiente: 5

El cambio de paradigma sobre el dominio de las tecnologías de información y comunicación constituye un nuevo enfoque hacia el papel que desempeñan las competencias en la sociedad del conocimiento. Según el Diccionario de la Real Academia Española, el término competencia está vinculado a la pericia, aptitud, idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado. Fernando Trujillo Sáez comenta lo siguiente respecto la educación por competencias:

Si bien en otras áreas curriculares el discurso de las competencias pudiera ser una novedad, esto no es así en las áreas lingüísticas (enseñanza del castellano, lenguas co-oficiales y las lenguas extranjeras). Desde la aparición de la dicotomía competencia-actuación en el trabajo de Chomsky (1965) (primero lingüística y después desde Hymes, comunicativa) como su objetivo último y también como su estrategia de enseñanza fundamental (enseñamos a comunicarnos comunicándonos).

En el 1995 la Comisión Europea trató por primera vez las competencias básicas, llamadas competencias clave para el aprendizaje permanente.6 El  Proyecto DeSeCO (Definición y Selección de Competencias) las define como “La capacidad de responder a demandas complejas y llevar a cabo tareas diversas de forma adecuada. Supone una combinación de habilidades prácticas, conocimientos, motivación, valores éticos, actitudes, emociones y otros componentes sociales y de comportamiento que se movilizan conjuntamente para lograr una acción eficaz”.7

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) en su Recomendación 195 sobre el desarrollo de recursos humanos indica lo siguiente: “El término empleabilidad se refiere a las competencias y cualificaciones transferibles que refuerzan la capacidad de las personas para aprovechar las oportunidades de educación y de formación que se presentan con miras a encontrar y a conservar un trabajo decente, progresar en la empresa o al cambiar de empleo y adaptarse a la evolución de la tecnología y de las condiciones del mercado de trabajo.8

Se distinguen tres tipos de competencias: las básicas, las genéricas y las específicas. Asimismo, los análisis realizados en la región latinoamericana en torno a las competencias laborales, Consejo de Normalización y Certificación de las Competencias Laborales (CONOCER) definió tres grupos: Básica, Genérica y Específica.9

  • Las competencias básicas – pertenecen a la educación obligatoria y el ciudadano debe seguirlas desarrollando como parte de su aprendizaje a lo largo de la vida.10 Las competencias básicas, a son multifucionales pues permiten la realización y el desarrollo personal a lo largo de la vida, la inclusión y la participación como ciudadanos activos. Son trasferibles, pues se aplican en múltiples situaciones y contextos para conseguir distintos objetivos, Son además, transversales e interdisciplinares a las áreas y materias curriculares. Son una combinación de destrezas, conocimientos y actitudes adecuadas al contexto. El aprendizaje de las competencias básicas no se reduce al currículo pues hay otros ámbitos en la vida de los centros docentes que facilitan su desarrollo. Dichas competencias incluyen:

                    - Competencia en comunicación lingüística
                    - Competencia matemática
                    - Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico
                    - Competencia en el tratamiento de la información y competencia digital
                    - Competencia social y ciudadana
                    - Competencia cultural y artística
                    - Competencia para aprender a aprender
                    - Competencia de autonomía e iniciativa personal

  • Las competencias genéricas – esenciales para el desarrollo en diferentes sectores o actividades. Están relacionadas con el desarrollo personal y la formación ciudadana. El Marco Común Europeo las clasifica en cuatro tipos: el ‘saber’ (o el conocimiento declarativo), el ‘saber hacer’ (o el conocimiento instrumental) el ‘saber ser’ (o ‘competencia existencial) y el ‘saber aprender’. El ‘saber’, o conocimiento declarativo, se entiende como el conocimiento del mundo, El ‘saber hacer’ comprende varios grupos de destrezas. En primer lugar, las que el documento del Consejo de Europa denomina ‘destrezas y habilidades prácticas’: destrezas sociales, destrezas de la vida cotidiana, destrezas profesionales y destrezas de ocio. En segundo lugar, las destrezas y las habilidades interculturales. La ‘competencia existencial’ es la suma de las características individuales y rasgos de personalidad que se relacionan con la imagen que uno  tiene de sí mismo y de los demás, así como con la voluntad de entablar una interacción social con otras personas.

  • Las competencias específicas - son aquellas propias de una ocupación, profesión o ámbito de conocimiento. Suponen la capacidad de transferir las destrezas y los conocimientos a nuevas situaciones dentro del área profesional y a las profesiones afines.

Entre las repercusiones de los planteamientos formulados a la práctica docente deben destacarse: la contribución de cada área a la adquisición de las competencias, la inclusión del enfoque comunicativo funcional, la visión del texto como elemento vertebrador e integrador.

Mauricio Pielleux, en la publicación electrónica  Competencia comunicativa y análisis del discurso (2001, No. 36) indica que la competencia comunicativa resulta ser una suma de competencias, que incluye la competencia lingüística, la competencia sociolingüística, la competencia pragmática y la psicolingüística. A su vez, cada una de estas competencias se compone de "subcompetencias".

Para los usuarios de una lengua, al emplearla en un acto comunicativo deben recurrir a las siguientes componentes:

  1. Competencia lingüística – conocer y manejar las unidades, las normas y los usos del código. La competencia lingüística es el conocimiento tácito de la lengua de un hablante-oyente ideal que posee un grupo limitado de reglas para producir un número infinito de oraciones en esa lengua. La actuación lingüística, por su parte, es el uso real de esa lengua en situaciones concretas.

  1. Competencia estratégica – desarrollar las capacidades cognitivas para comprender, expresar, reaccionar, interpretar para superar los obstáculos de la comunicación y asegurar su eficacia.

  1. Competencia pragmática – conocer. las características discursivas de los distintos textos,  así como la coherencia y cohesión en cada  uno de ellos.

  1. Competencia sociolingüística – conocer la variedad de géneros según la situación comunicativa y aprender a adecuar el discurso a los ámbitos (personal, público, educativo, profesional) y a los contextos (administrativo, científico, periodístico).

El enfoque de la integración de las competencias básicas en el diseño curricular permite a los alumnos integrar  sus aprendizajes y utilizarlos de manera efectiva, cuando resulten necesarios, en diferentes situaciones y contextos. Así, cada competencia se alcanzará como consecuencia del trabajo en varias áreas  o materias y cada área contribuye al desarrollo de ciertas competencias.  El modelo de implantación de un diseño curricular  (ILJ, 2009) se recoge en el siguiente diagrama:

Las competencias básicas se desarrollan desde las diferentes áreas y materias del currículo, por medio de la utilización de diversas estrategias, a través de la coordinación de un Centro de Recursos para el Aprendizaje. Dicho Centro, en unión a la Biblioteca desempeña un papel fundamental en la integración de las TIC. Las estrategias siguen el enfoque comunicativo, que parte de las siguientes ideas fundamentales:

  • El lenguaje como instrumento para la comunicación, la reflexión y la creación de conocimiento.

  • El lenguaje como instrumento para la búsqueda y transmisión de la información.

  • El lenguaje como instrumento para la convivencia y medio de interacción social (trabajo cooperativo).

  • El lenguaje como instrumento de comprensión y de acción crítica.

Asimismo, dicho enfoque parte de una propuesta metodológica centrada en el trabajo por proyectos, el Proyecto TICA se ubica en ese contexto11. Dicho Centro figura como un elemento integrador en el que se incluyen: la Biblioteca, el salón multimedios, y un organismo (dependiente del Centro de Recursos) cuya función es coordinar el ofrecimiento de tutorías y la aplicación de los módulos diseñados para el desarrollo de las competencias.   La coordinación y la integración de los servicios de tutorías y el diseño y la práctica de los módulos son esenciales para el desarrollo del proyecto.



En la siguiente página se presenta el modelo titulado Medios para el Desarrollo de las Competencias (ILJ, 2009) que resume la propuesta del proyecto. Se consideran las áreas incluidas en la Figura 1 (p.7): Enseñanza, Aprendizaje y Contexto; el Centro de Recursos se concibe como el eje integrador del Proyecto TICA. Existen propuestas similares en torno a la visión de un Centro como eje integrador, tanto local, como internacionalmente: Centro de Estudios para el Aprendizaje, Universidad de Puerto Rico en Bayamón y el Centro de Apoyo y Desarrollo Académico (CADA), Universidad de Puerto Rico en Humacao, el Centro de Recursos para el Aprendizaje de la Universidad de Puerto Rico en Utuado; asimismo, se han creado iniciativas en otros lugares de Latinoamérica, tales como el Centro de Recursos para el Aprendizaje, Ministerio de Educación de Chile.12

Las bases para la implantación son:

  1. El contenido (los aprendizajes) según el currículo. Siguen la estructura curricular secuenciada por ciclos (el primer ciclo corresponde al bachillerato, el segundo ciclo corresponde a la maestría y el tercer ciclo al doctorado) y por cursos. Deben ser comunes para todos los alumnos.

  1. La elaboración de descriptores de las competencias, ubicados por niveles: básico, intermedio, avanzado.

  1. Los contextos en los que se van a transferir y practicar las competencias, según el currículo propuesto.

  1. El diseño de una metodología de implantación que propicie la adquisición y el desarrollo de las competencias y su aplicación en situaciones concretas diversas.

El diseño de la metodología de implantación debe tomar en cuenta lo siguiente:

  • La planificación de las distintas áreas curriculares, la selección de las tareas en las que tengan que poner en práctica los conocimientos y estrategias que faciliten un aprendizaje significativo, tales como: el trabajo en equipo, la diversidad cultural, la iniciativa y el emprendimiento, la responsabilidad social.

  • La adquisición de destrezas relacionadas con la búsqueda, selección, análisis y organización de la información y el dominio funcional de las tecnologías de la información y la comunicación.

  • La competencia comunicativa es la base para el desarrollo de todas las competencias, deben integrarse actividades y situaciones comunicativas que permitan su desarrollo en todos los niveles, tales como: análisis, inferencias, crítica de razonamientos, interpretación de resultados.

  • La integración del avalúo de las competencias y de las distintas formas de avalúo. Dicho avalúo debe estar presente en todos los niveles.

  • El desarrollo de un plan de tutorías que forme parte de la práctica del Centro y de un programa de tutorías que fundamente el desarrollo de las competencias.

  • La selección de actividades de modo tal que se pueda profundizar en ellas. Dichas actividades pueden integrar varias competencias.

  • Las competencias deben trabajarse en espiral, de forma cíclica (en todos los ciclos), cada vez con un mayor nivel de desarrollo y de forma secuenciada.

¿Cómo puede desarrollarse el proyecto TICA de modo tal que siga la metodología apropiada para el desarrollo de las competencias? Debe existir un plan de trabajo con el objetivo de llevar a cabo una tarea, deben ser tareas insertadas en una situación real de comunicación, en las que la motivación adquiera un peso importante y los objetivos de aprendizaje estén claramente definidos. Además, tiene que contar con las características del trabajo por proyectos: integrador, interdisciplinario, secuenciado.

TICA es un proyecto concebido en el contexto de una comunidad de aprendizaje cuya Misión es el desarrollo de las competencias digitales y comunicativas mediante la implicación del alumno en los procesos de búsqueda, estudio, experimentación, reflexión, aplicación y comunicación del conocimiento. La Meta del proyecto TICA es la creación de una base de datos, de modo tal que pueda recogerse la información relacionada con las competencias, los descriptores de las competencias, los niveles de dominio de las competencias, las destrezas, las estrategias de aprendizaje, los tipos de materiales utilizados para llevar a cabo las estrategias, los ejercicios que se elaboren y las distintas formas de avalúo.

Las actividades relacionadas con la implantación del proyecto deben diseñarse e implantarse en conjunto con los docentes, los bibliotecarios y los tutores en el marco de un Centro de Recursos para el Aprendizaje. John Chaffe (Thinking Critically, 2006) sugiere las siguientes actividades:

  • comprensión – explicar el contenido de la información

  • descripción, definición – ofrecer una explicación, aclarar el uso de un término

  • síntesis – resumir el contenido, identificar aspectos según el orden de importancia

  • análisis – comparar y contrastar

  • aplicación de conceptos – relacionar los conceptos con otras situaciones

Es necesario contar con guías o módulos para la realización de las actividades, como por ejemplo: cómo describir, cómo definir un término, cómo resumir, cómo elaborar un esquema, cómo analizar un concepto, cómo evaluar una página Web, cómo evaluar un libro.

Además es indispensable crear un banco de recursos, entre ellos figuran las guías temáticas de Internet. 13Dichas guías contienen descripciones de sitios Web de las distintas disciplinas. Así en la Web educ.ar, del Ministerio de Educación y Ciencia de Argentina, se indica que el uso de la Web en las diferentes áreas del currículo permite generar en los alumnos procesos permanentes y continuos que potencian la creatividad, la capacidad de pensar y el aprender a aprender.14 En el siguiente esquema15 se recoge la estructura de las tareas:

¿Cómo evaluar las competencias que busca desarrollar el Proyecto TICA? Este es un aspecto fundamental, pues constituye  evidencia de la efectividad del proyecto. Se busca que además de desarrollar las competencias en el manejo de la información, se pueda comunicar eficazmente la información. La documentación existente (DeSeCo, Key Competences for Lifelong Learning, CONOCER) destaca la importancia de crear instrumentos variados, tales como: las rúbricas de evaluación (autoevaluación, coevaluación) del trabajo individual y grupal, el portafolio como metodología centrada en el uso, las pruebas orales y escritas. Dichos instrumentos deben elaborarse según los criterios de evaluación de las distintas áreas y materias, destacando la evaluación para el aprendizaje y la evaluación como aprendizaje.

Las tecnologías de información aportan las técnicas y herramientas para la localización, almacenamiento y la recuperación de la información; el dominio de dicha competencia requiere a su vez el dominio de una competencia comunicativa para interpretar y transmitir la información, esenciales en la gestión del conocimiento.

NOTAS:

2 Communicate Knowledge – the purpose of IL is to create and use new knowledge and hence this this component represents the product of IL practice. (UNESCO, p. 13)

5 Modelo basado en UNESCO (2008, Figure 5, p.18)

11 Metodología basada en Las Competencias Básicas y su Relación con el Currículo. Ministerio de la Educación de España. Centro de Profesores y Recursos. Disponible en:  http://centros5.pntic.mec.es/ies.almina/legislacion/COMPETENCIASBASICAS.pdf

13 Se ha elaborado una Guía Temática de Administración de Empresas. (ILJ, 2009).

15 Basado en el modelo creado por la Junta de Andalucía. Materiales para el asesoramiento en las competencias básicas. Disponible en: www.juntadeandalucia.es/.../~cepco3/competencias/Curriculo/Definicion_Competencias_Basicas.ppt

Bibliografía/Referencias


  • Arreaza Berberide, F., Gómez-Pimpollo Morales, N., Pérez Pintado, M. D. (2008, julio 23). La incorporación de las competencias básicas al currículo. Las competencias básicas: Blog hacer, saber, querer. Fecha de consulta: junio 2009. Disponible en: http://lascompetenciasbasicas.wordpress.com
  • Ferreiro, E. & Gómez Palacio, M.  Nuevas perspectivas sobre los procesos de escritura.  (1997) México: Editorial Siglo XXI.
  • Maqueo, A.M. (2004) Lengua, aprendizaje y enseñanza: El enfoque comunicativo: de la teoría a la práctica. México: Editorial Limusa.
  • Martín Ortega, E., Marchesi Ullastres, A., Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación, UNESCO. (2006). La integración de las Tecnologías de Información y Comunicación en los Sistemas Educativos: Propuestas de introducción al currículo de las competencias relacionadas con las TIC. Fecha de consulta: junio de 2009. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0015/001507/150785s.pdf
  • Pariente Alonso, A. (2005, octubre). Hacia una auténtica integración curricular de las tecnologías de información y comunicación. Red de la Iniciativa de Comunicación. Fecha de consulta: julio, 2009. Disponible en: http://www.comminit.com/es/node/195544/37
  • Pérez Esteve, P., Zayas Hernando, F. (2007). Competencia en comunicación lingüística. Madrid: Alianza Editorial.
  • Prieto Castillo, D. (1999) La comunicación en la educación. Argentina: Ediciones CICCUS.

Licencia de documentación libre de GNU (GFDL 1.3 o cualquier otra posterior)