IV Congreso de la CiberSociedad 2009. Crisis analógica, futuro digital

Ponente/s


Resumen

- El uso de las Nuevas Tecnologías como herramientas de trabajo, generan una nueva simbiosis entre ellas y nosotros. Son mis "socios" en la vida cotidiana, tanto para aprender, enseñar, comunicarnos, negociar, etc. Esto promueve un cambio de actitud, de hábitos y el desarrollo de nuevas estrategias y competencias que son comunes en esta Sociedad del Conocimiento y Comunicación. Esto promueve un "realce de mi sabiduría" llegando a metas antes impensadas. Cada vez hay más acercamientos entre los llamados Nativos digitales y los ya no tanto "Inmigrantes". Hoy hay una escala de grises. Veamos, pues, cuáles son.

Contenido de la comunicación

Simbiosis de nuestra inteligencia con una herramienta externa.
“Utilizar un ordenador supone una simbiosis de nuestra inteligencia con una herramienta externa sin la cual la mente contaría solo con sus propios medios y no funcionaría igual…”
(Gabriel Salomón, David Perkins y Tomar Globerson)

El aprendizaje, como proceso complejo, puede ser encarado y detectado de diversas maneras, las personas pueden identificar su necesidad de aprender por ejemplo cuando se equivocan o cuando ven que sus estrategias no funcionan. Nadie puede aprender lo que no quiere o lo que no es conciente que necesita, de aquí se desprende un gran desafío para el docente el cual es la habilidad que este tenga para llegar a los intereses de sus estudiantes.

Aprender implica un cambio, una transformación, es un proceso interactivo en el que un sujeto se relaciona con cierta información nueva, en un contexto, a veces formal y otras veces en un contexto informal.

Todos aprendemos de muchas y diversas maneras, con nuestros estilos y estrategias, nuestras formas de aprender también van evolucionando con el tiempo (y no sólo por el tiempo, sino por la diversidad de situaciones de aprendizaje que vamos enfrentando). Socializar el conocimiento es algo esencial, nuestra principal herramienta, el lenguaje, pero también contamos con otras, las Ntics y en este artículo en especial voy a desarrollar el tema Web 2.0.

La web 2.0 es tan dinámica como los usuarios mismos, quizás, mientras escribo estas líneas, se están generando nuevos recursos que verán la luz en poco tiempo. Después de todo, la web 2.0 es como la caja de Pandora: no deja de sorprendernos y nos encontramos siempre con herramientas nuevas En ella el eje central no gira en torno al acceso a la información, en pensar solo en encontrar respuestas; sino que lo fundamental es el diálogo entre usuarios. Una Internet donde no solo leo, sino que también escribo información, y así construimos entre todos esta Red global. Es una herramienta de colaboración, interacción y construcción colectiva de conocimientos que ha sido bautizada con muchos nombres, tales como web social o web de lecto-escritura, pero se la ha difundido como web 2.0.

Una máquina inteligente influye en lo que hacen los estudiantes, en la calidad de lo que hacen y en cuándo lo hacen. vamos a llamar efectos CON la tecnología a estos posibles resultados. otro significado del término “efecto” se refiere a las transformaciones relativamente duraderas que se observan en las capacidades cognitivas generales de los estudiantes como consecuencia de la interacción con una tecnología inteligente…efectos DE la tecnología” ( Salomón, Perkins y Globerson)

Multitud de herramientas están complementando y acompañando este proceso en la Red, pudiéndose utilizar con escaso conocimiento técnico y sin emplear demasiado tiempo. Se trata de herramientas como por ejemplo los Blogs, bitácoras, agregador RSS, Wiki, Bloglines, Flick, Wikipedias, Folcsonomías, tags, del.icio.us, entre otras. Cabe destacar que de esta manera estamos siendo impulsados a practicar el ejercicio de la lectura reflexiva, a “jugar a ser periodistas”, o a usar la imagen como fuente de debate o intercambio.

Ahora ya no son necesarios amplios conocimientos informáticos, ni tampoco dominar estrategias de marketing para que nuestros contenidos sean leídos o lleguen a cientos de personas, pudiendo incluso generar debate sobre tus reflexiones o informaciones.

Los planteamientos de Johnson (2001), y de Lundvall (2002) describen el marco conceptual de los modelos de “Aprendizaje 2.0”, es decir: aprender haciendo, aprender interactuando, aprender buscando y aprender compartiendo. Cada uno de estos tipos de enseñanza-aprendizaje se enriquece al apoyarse en las plataformas Web.

Como algunos pocos ejemplos cito:

  • Blogs (http://www.blogger.com/) de asignaturas en las que el profesor va publicando noticias, comentarios, propuestas de actividades.

  • Weblogs individuales o grupales de alumnos, donde a modo de equipo de redacción, publicarán sus informaciones.

  • Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Portada) Enciclopedia en Internet donde cualquiera de sus visitantes puede hacer sus aportaciones y escribir los artículos que quiera, es una idea de generación de conocimiento compartido. No obstante al ser construida por todos se pueden encontrar errores o informaciones no verificadas.

  • Flickr, (http://www.flickr.com/ ) es una herramienta gratuita que permite almacenar on-line tus archivos fotográficos, asignándoles títulos, incluyendo comentarios, permitiendo que los demás también lo hagan (fotolog)

  • You Tube (http://www.youtube.com/ ) ha revolucionado y puesto en jaque al modelo de difusión audiovisual mundial ya que cualquier usuario con una video cámara puede difundir sus productos de imagen y sonido globalmente con simplemente subir sus videos a este sitio.

  • Redes sociales: (http://www.facebook.com)verdaderos sitios de socialización según intereses.

Estos nuevos rasgos y facilidades han producido que las fuentes generadoras de información se multipliquen en forma millonaria ya que son hoy los usuarios, originalmente receptores, quienes tienen también el acceso franco a “publicar” sus contenidos. Si bien en ciertos sitios existe un proceso de verificación que habilita o no la posterior publicación del contenido enviado por un participante (es el caso de Wikipedia), en otros la información es simplemente vertida en el espacio público sin verificación alguna, quedando así bajo exclusiva responsabilidad de quien la genera y el grado de compromiso que su autor tenga con la verdad y/o constatación científica o periodística, a fin de agregar valor al proceso de conocimiento con el que otros, que recaban en su escritura, puedan estar comprometidos.

He aquí que nuestros alumnos deben tener un acceso racional y crítico a la información, consiguiendo que el verbo "CONTRASTAR" aparezca en nuestras aulas y planificaciones. Comprender que las grandes fuentes de información no son siempre fidedignas pudiendo contener errores e informaciones concienzudamente alteradas.

Es cierto que en la actual Sociedad del Conocimiento y Comunicación, el mismo conocimiento es “un poder”, es un producto y es un resultado a gestionar en distintos ámbitos de nuestra vida. Pero también es cierto que algo está comenzando a cambiar, y es que este poder radica en crear redes, gestionando nuestro conocimiento personal y en este actuar desarrollar un conocimiento colectivo.

El saber en la actualidad se extrae de un individuo en permanente circulación” (Deleuze)

Otro aspecto importante es la nueva forma de clasificación de la información con el uso de las folkosonomías, que significa "clasificación gestionada por el pueblo", es decir, a cada elemento almacenado, el usuario le asigna una o varias palabras clave (tags). Esto permite una personalización de los contenidos FAVORITOS que alguien visita regularmente y esta selección de FAVORITOS puede ser almacenada y compartida mediante un sitio 2.0 como , ejemplo, http://www.del.icio.us/

Cabe destacar el caso de Flickr, (http://www.flickr.com/ ), donde la compañía, en vez de crear un área de organización de contenidos, tomando empleados, invirtiendo en ellos, SI desarrolló un sistema informático donde el mismo “usuario” clasifique mediante Tags el contenido que sube a la Web. Interesante ¿no?

¿Qué genera esta simbiosis de nuestra inteligencia con una herramienta externa en el docente y en el estudiante?

Genera un nuevo RETO EDUCATIVO, es el CONTENIDO el que está robando protagonismo a los aspectos tecnológicos o de diseño. Y no hay duda que en la formación del profesorado, en torno a la integración de las TICS, la variable contenidos tiene que aparecer en varios aspectos fundamentales:

  • acceder a los contenidos, lo más universal posible y en forma crítica

  • crear contenidos

  • recopilar contenidos

  • conectar contenidos

  • analizar y contrastar.

Todas estas nuevas competencias, llamadas E-competencias. Desafíos para un docente que debe enseñar de una manera distinta a la que aprendió, y un alumno abrumado por información, que debe codificar para construir conocimiento.

Si la llegada de Internet y las TICs cambiaron grandes aspectos de la vida cotidiana, la Web 2.0 potencia esto de manera significativa, tendiendo a convertir al mundo en una gran aula de aprendizaje constructivo y colaborativo, de la mano de las potencialidades de la Educación a Distancia.
Lic. Mariana Affronti de Canavessi. Docente especializada en Informática Educativa.


Sabiduría Digital : Los grises entre los NyC digitales y los nuevos inmigrantes

Hace pocos días compartí con colegas en Facebook, mi inquietud sobre esto y para generar el debate (mucho por cierto, eso denota interés en el tema) recurrí a la bipolaridad entre los que muchos llaman Nativos digitales e Inmigrantes digitales. No porque crea que solo existen estos solos, sino a manera de predisponer a las ideas.

Yo prefiero usar un término de muchas ciudades del interior argentino: "NyC" que refiere a las personas autóctonas de un lugar y que además crecen ahí sin emigrar. "Nacidos y criados" en este caso digitales.

La idea es el dinamismo, el cambio, que veo está ocurriendo en la generación de los hoy aprox. de 40 años. No somos "NyC digitales", obviamente, ya que de niños ni tocamos una PC, pero hoy si y cada vez con más naturalidad en muchos casos, la usamos, siendo imprescindible en nuestra tarea. Este uso en la mayoría de los caso se torna imprescindible para realizar mejor nuestro trabajo, llegando a metas antes impensadas, como es en el caso de los médicos utilizando última generación de tecnología, o ingenieros agrónomos usando un GPS en sus campos, o estaciones meteorológicas conectadas a su PC, etc. Hoy “ellos” no podrían hacer lo que hacen sin las tics y saber lo que saben prescindiendo de ellas, no porque suplanten su pensamiento, sino como puente, ayuda, socio cognitivo, herramienta importantísima en el trabajo diario.

Quiero quede claro que esta clasificación no tiene ánimo de "etiqueta inmóvil" sino de poder usar términos para entendernos y debatir sobre este tema. ( no puedo no linkear a mi amigo prof. Jorge Alberto hidalgo Toledo en su post: El continente digital y su tipología de usuario )

El saber en la actualidad se extrae de un individuo en permanente circulación” (Deleuze)

Dentro de este dinamismo, entre blanco y negro, hay innumerable matices, y veo en la práctica que a veces el gris es tan claro que parece blanco, y esto es lo que está creciendo en nuestra generación. Este es el debate de mi nota, cuyo núcleo sería "los grises entre NyC y los inmigrantes digitales"

Cuando la tecnología amplía uno de nuestros sentidos, se produce una nueva traslación de la cultura tan pronto como la nueva tecnología se interioriza” ( Mcluhan en La Galaxia Gutemberg)

Si se introduce una tecnología, cualquiera sea, rompe un equilibrio que queda alterado. Ya no sentimos del mismo modo, ni vemos del mismo modo. La tecnología amplía nuestros sentidos y nuestra cultura.

Les propongo leer un artículo del diario argentino, Crítica digital, y cito un párrafo que habla de los bloggers: "Entre las edades de los usuarios, el 80% tiene entre 19 y 44 años, y entre ellos existe un segmento más activo: aquel que está entre los 25 y los 34 años, con el 38% del total..."

Como capacitadoras/es debemos estar atentos a este dinamismo para poder dar soluciones educativas en todos los niveles. De esto se trata.

¿Será que en 20 años ya no existirán Inmigrantes digitales? ¿Será que ya hoy podemos hablar de una “Sabiduría digital” dejando atrás clasificaciones como NyC , inmigrantes, colonos digitales, etc?

En el camino de este debate, tuve la oportunidad de conectarme vía Facebook con el académico mundialmente conocido, Marc Prensky quien estaba trabajando este mismo tema. Tuvo la amabilidad de acercarme un material que publicó este febrero último, en innovate.com

Debatí con Marc sobre esto en varias oportunidades en estos últimos tiempos, encontrando más convergencias que divergencias y me ha honrado con la traducción al español del siguiente material , que comparto con ustedes. Es excelente.

En ingles lo pueden encontrar en: H. Sapiens Digital: From Digital Immigrants and Digital Natives to Digital Wisdom, Marc Prensky y también mi versión en español.

Ahora sí, les presento la traducción. Autor: Marc Prensky. Traducción al español por pedido del autor: Mariana Affronti Figari

H. Sapiens Digital: Desde los Inmigrantes y Nativos Digitales hasta la Sabiduría Digital. Marc Prensky

Los problemas que existen en el mundo de hoy, no pueden ser solucionados solo en el plano del pensamiento en el que fueron creados.- Albert Einstein

En el 2001, publiqué " Nativos e Inmigrantes digitales, " un artículo bipartito que explicó estos términos como manera de entender las diferencias profundas entre la gente joven y numerosos adultos (Prensky 2001a, 2001b). Si bien muchos han encontrado útiles estos términos; Hoy transitando el Siglo XXI en el que todos habrán crecido en la era de la tecnología digital, la distinción entre Nativos e Inmigrantes digitales llegará a ser cada vez menos relevante. Claramente, como trabajamos para crear y para mejorar el futuro, necesitamos imaginarnos un nuevo sistema de distinciones. Sugiero que pensemos en términos de “Sabiduría Digital”.

La tecnología digital puede hacernos cada vez más sabios. La sabiduría digital es un concepto doble, refiriéndose primero, a la sabiduría que se presenta del uso de la tecnología, donde nuestra capacidad cognoscitiva llegue más allá de nuestra capacidad natural y en segundo lugar a la sabiduría en el uso prudente de la tecnología para realzar éstas, nuestras capacidades. Gracias a la tecnología, contaremos con información al instante, inmediata, a toda la historia registrada, a bibliotecas, a todos los estudios de casos y a todos los datos recogidos de cualquier índole y sobre todo a experiencias simuladas altamente realistas que facilitarán nuestro trabajo. La forma en que utilicemos estos recursos, la forma en que los filtremos, para encontrar lo que necesitamos, depende de nosotros, pero concientes que la tecnología es y será un medio de ayuda muy importante en la formación de nuestra sabiduría y así poder tomar decisiones y juicios más acertados. La tecnología por si misma no substituirá la intuición, el buen juicio, la moral y la capacidad para resolver problemas. Pero en un futuro inimaginablemente complejo, la persona realzará sus capacidades gracias a la tecnología digital, incrementando así su sabiduría. Por otra parte, hoy ya hablamos de la plasticidad cerebral, en continua adaptación, así que es posible que los cerebros de los que interactúan con tecnología se reestructuren con frecuencia por esa interacción. En consecuencia es factible que en un futuro, la forma, la organización y la estructura con que construyamos y almacenemos nuestra sabiduría sean distintas a las de hoy, alcanzando metas antes impensadas. Cada uno a nuestra propia velocidad, pero con una ayuda digital. En gran medida, estamos ya allí; el realce digital está, o pronto estará disponible para todo que lo hacemos. Las herramientas digitales amplían y realzan ya nuestras capacidades cognoscitivas hoy en forma muy variada. La tecnología digital realza la memoria, por ejemplo, las herramientas de entrada y salida de datos, el almacenaje electrónico, permitiendo que recopilemos más datos de los que sin estas herramientas hubiéramos podido, ayudando a que realicemos así, análisis más complejos de situaciones o problemas, aumentando nuestra capacidad de ejecución. El realce cognoscitivo digital, los ordenadores portátiles, las bases de datos en línea, las simulaciones virtuales tridimensionales, las herramientas en línea de la colaboración, PDAs, y una gama de otras herramientas contexto-específicas, son una realidad en cada profesión, incluso en campos no técnicos tales como “la ley y la humanidad “ (objeto expuesto 1). Estamos siendo ya hoy dependientes de estos realces. Como dicen los filósofos Andrés Clark y David Chalmers (1998) , " la cognición extendida es un proceso cognoscitivo de base, no un suplemento adicionado" … " el cerebro se dinamiza de una manera que se complementa con estructuras externas y aprende a desempeñar su papel dentro de un sistema unificado”, (" 3. Externo y activo, " ¶17).

Recientemente escuché a un adolescente diciendo: "Si pierdo mi teléfono celular, pierdo la mitad de mi cerebro." Muchos expresarían el mismo sentimiento en vista de un PDA o un ordenador portátil; estamos abrazando ya un nivel básico de realce digital, y aceptaremos realces siempre más sofisticados a medida que la tecnología continúe desarrollándose. Estas tecnologías que se perfeccionan, por y para nosotros, están hoy aquí y en nuestro futuro. Dos dispositivos recientemente lanzados, permiten que los jugadores controlen la acción en los juegos video usando sus mentes; NeuroSky está trabajando en otra versión de la tecnología. La fuerza aérea de los E.E.U.U. está experimentando con usar tecnología similar con los pilotos de vuelo (diario 2008 de Satnews). Otras herramientas digitales emergentes prometen facilitar la comunicación y realzar la comprensión; por ejemplo, “voz y su tensión” herramientas de análisis que permitirá que los usuarios perciban el engaño y las utilidades de traducción automatizada ayudarán a crear traducciones libremente. Pues así, el realce disponible digital, llegará a ser aún más imprescindible para cada persona.

Sabiduría Digital

¿Cómo debemos llamar a esta persona emergente, mejorada digitalmente? ¿Homo sapiens digital?, o humanos digitales, tal vez. La clave para comprender este desarrollo es reconocer que incluye tanto a lo digital como al sujeto. Es desarrollar el equipamiento digital que complementará la práctica de la sabiduría de cada persona.

Hay una gran cantidad de definiciones de “Sabiduría”. El Diccionario Inglés de Oxford sugiere que la sabiduría es el principal componente del juicio, refiriéndose a la "capacidad de juzgar con acierto en los asuntos relativos a la vida y la conducta, la solidez de criterio en la elección de los medios y los fines" (OED 1989). El filósofo Robert Nozick (1990) sugiere que la sabiduría consiste en saber qué es importante; otras definiciones véase la sabiduría, como la capacidad de resolver problemas-lo que Aristóteles llamó "sabiduría práctica" (Wikipedia 2009). Algunas definiciones, aunque no todos los atributos de la sabiduría de un componente moral, la localización de la sabiduría en la capacidad de discernir el "derecho" o lo "sano" : el qué hay que hacer. Esto, por supuesto, es problemático desde el acuerdo sobre las cuestiones morales. Así pues, la sabiduría no puede ser concluyente sin consideración de su contexto. Una definición interesante de la sabiduría, que es particularmente útil en este debate, proviene de Howard Gardner (2000), que sugiere que la sabiduría es el juicio sano basado en conocimiento y entendimiento; la aptitud de valerse con éxito del conocimiento y el entendimiento para resolver problemas, la amplitud de las consideraciones que un sujeto pone en marcha para llegar a una sentencia o decisión. La combinación de estas fuentes, podemos definir la sabiduría como la capacidad para encontrar soluciones prácticas, creativas y de contenido apropiado, y la satisfacción emocional que implican soluciones a los problemas humanos (como Salomón y el bebé). Muchos lo ven como la forma compleja de resolver problemas.

A medida que la tecnología se vuelve más sofisticada, lo que llamamos "la sabiduría humana" llegará a niveles más altos. Las herramientas dependerán de la sabiduría que se busca desarrollar. En muchos casos el desarrollo surgirá de un acceso más amplio de la experiencia, por las horas de exposición a la simulación realista, por ejemplo, simulaciones requeridas para los pilotos de líneas aéreas y astronautas. También es posible que reflejen las capacidades de ser mejorado, ya estamos viendo algunos indicios de esta posibilidad en la rapidez con la que los Veedores de videojuegos, buscan formas de mejorar, antes de comenzar el próximo juego. Futuras herramientas tecnológicas permitirán a las personas que trabajan en la toma de resoluciones judiciales de evaluar sus decisiones más rápidamente a la luz de la experiencia del pasado colectivo, como hoy pueden ser las estrategias financieras “backtested “en el mercado histórico. Y gracias al desarrollo de la comunicación tecnológica digital, la sabiduría sin duda, tiende a desarrollarse en una participación mucho mayor, en el intercambio y en la experimentación de ideas.

Homo sapiens digital, entonces, tiende a dos aspectos clave: Él o ella que acepta la mejora digital como parte integrante del hecho de la existencia humana, y él o ella es sabia digitalmente, tanto en la forma en que acceda y mejore las herramientas tecnológicas a fin de complementar sus capacidades innatas y en la forma en que utilizan dichas herramientas para mejorar las tomas de decisiones. He aquí que la Sabiduría Digital trasciende la brecha generacional definido por el inmigrante / nativo . Muchos inmigrantes digitales exhiben hoy esta sabiduría digital. Barack Obama, que creció en la época pre-digital, mostró su sabiduría en usar el poder de Internet para mejorar tanto su capacidad de recaudación de fondos como su relación con el pueblo americano. Rupert Murdoch, un auto-confesado inmigrante digital (Murdoch 2005), también ha demostrado sabiduría digital al usar herramientas de difusión y recopilación de datos para su causa.

El punto es que, si bien la necesidad de ser sabios para discutir, definir, comparar y evaluar las perspectivas no cambia, los medios por los que lo hacen y la calidad de sus esfuerzos son cada vez más complejos gracias a la tecnología digital. Como resultado, el solo uso del cerebro, del pensamiento, de la gnosis, está en camino a convertirse en insuficiente para la toma de decisiones verdaderamente sabias. La pregunta es y será ¿A quién se considerará sabio? La ventaja será, casi con toda seguridad, a los que inteligentemente combinan lo innato con las herramientas digitales que estén a su alcance.

Mejora la sabiduría.

Entonces, ¿Cómo la tecnología digital puede mejorar nuestras mentes y llevar a una mayor sabiduría? Una forma de responder a esta pregunta es explorar cómo la tecnología puede mejorar nuestras capacidades en estos ámbitos.
Mejorar como seres humanos ya que estamos limitados en nuestras percepciones y por la potencia de procesamiento y el funcionamiento del cerebro humano. Como resultado, tendemos a ir por mal camino en nuestro pensamiento en formas que limitan nuestra sabiduría, por ejemplo:

Tomamos decisiones sobre la base de sólo una parte de los datos disponibles.
Hacemos suposiciones, a menudo inexactas, sobre los pensamientos o las intenciones de los demás. Dependemos de hipótesis y su verificación (el método científico tradicional) para encontrar nuevas respuestas.
Estamos limitados en nuestra capacidad de predecir el futuro y reconstruir situaciones. No podemos tratar con la complejidad más allá de cierto punto.
No podemos ver, oír, tocar, sentir, oler o más allá del alcance de nuestros sentidos. Nos resulta difícil cotejar simultáneamente múltiples perspectivas.
Tenemos dificultades para separar las respuestas emocionales de conclusiones racionales. Nos olvidamos muchas veces de muchos datos.

Algunos de estos fallos surgen porque no tenemos acceso a los datos necesarios, mientras que otros se derivan de nuestra incapacidad para llevar a cabo complejos análisis, se derivan de la plena comprensión cada vez mayor de un gran volumen de datos disponible para nosotros, entender a los demás totalmente, o acceder a perspectivas alternativas. Todos estos factores reducen nuestra capacidad para juzgar las situaciones, evaluar resultados, y tomar decisiones con sabiduría. Afortunadamente, la disposición y las nuevas herramientas digitales nos permiten superar estas deficiencias y alcanzar la verdadera sabiduría digital. Mejorar nuestro acceso a los datos
La mente humana no puede recordar todo; detallada, los datos son voluminosos y se pierden rápidamente. En cierto modo, esto es bueno en la medida en que nos obliga a ser selectivo, pero también limita nuestra capacidad analítica. La tecnología digital puede ayudar a proporcionar bases de datos y algoritmos para reunir y procesar grandes cantidades de datos mucho más eficiente y exhaustiva, y que el cerebro humano solo. Los sistemas expertos son un ejemplo de sofisticadas herramientas digitales que pueden ayudar a las personas a acceder a una gama más amplia de los datos. Estos sistemas reúnen la experiencia de cientos de expertos en un programa con el fin de proporcionar una evaluación más completa de una situación determinada. Un ejemplo de este sistema es el Acute Physiology y Chronic Health Evaluation (APACHE), que ayuda a los médicos a asignar los escasos recursos de cuidados intensivos a los pacientes que más lo necesitan (Anexo 2).

Nadie considera conveniente utilizar un sistema experto, como el APACHE como el único medio para la toma de decisiones, la tecnología de sistema experto es imperfecta y todavía en desarrollo. Pero, ¿Sería sensato no consultarlo como herramienta? Sabias decisiones a menudo incluyen no sólo las consideraciones éticas, sino también intercambios, en el contexto de una compleja, delicada decisión, como la de un paciente de cuidados intensivos, para su evaluación. Sistemas expertos y otros sofisticados instrumentos de análisis para permitir una mejor comprensión de los riesgos y beneficios inherentes a tal decisión. Mejorar nuestra capacidad de llevar a cabo un análisis más profundo.

En un artículo provocativamente titulado "El Fin de la teoría," el escritor Chris Anderson (2008) describe cómo la masiva cantidad de datos que están recogidos y almacenados por Google y otros, permiten un nuevo tipo de análisis científico. En muchos casos, los científicos ya no tienen que hacer conjeturas. En lugar de ello, pueden confiar en el análisis de un conjunto de datos almacenados digitalmente. De manera similar, herramientas publicitarias de Google extraer conclusiones válidas y útiles sobre lo que funciona en la publicidad sin saber nada acerca de lo que está bien de publicidad o sobre las proyecciones de los consumidores de la publicidad. El software extrae conclusiones basándose exclusivamente en sofisticados análisis de los datos disponibles, el análisis como mejorar la cantidad de datos aumenta (como lo hace exponencialmente), y mejorar las herramientas de análisis también. Este es el mismo principio, de acuerdo con Anderson, que permite a Google "traducir idiomas sin 'saber' ellos (dada la igualdad de corpus de datos, Google puede traducir en farsi klingon tan fácilmente como se puede traducir del francés al alemán)" (2008, ¶ 5). Aquí también, las herramientas mejoran nuestro actuar. Imaginen lo que sucederá cuando el universo entero esté disponible por escrito para su análisis.

Este enfoque generalmente aceptado tiende a la simbiosis entre el ser humano-máquina y su complemento. Simplemente utilizar estas relaciones para lograr una meta más allá. La sabiduría en un futuro digital. Pensemos a la sabiduría que implicará tanto la habilidad para obtener las relaciones como en su imaginación.

Por otro lado, existen ámbitos en los que la capacidad de imaginar relaciones será fundamental para alcanzar la sabiduría digital. De la guerra a la arquitectura a la política, preguntando "¿Y Si…?" siempre ha sido fundamental para comprender los sistemas complejos, y lo imaginado. Si bien la simulación, practicado durante miles de años en la caja de arena, mecánicos, experimentos y el pensamiento, es una sofisticada forma de explorar las posibles interpretaciones de los datos, el ser humano por si solo es limitados en el número de opciones. La vinculación entre la inteligencia humana y la simulación digital permite que la mente avance y alcance progresos más y más rápido. Una persona con la capacidad de crear, interpretar y evaluar los modelos en que se basa la simulación juega un papel importante en su capacidad para utilizarlos sabiamente. En el futuro, algoritmos más sofisticados de simulación permitirán a los seres humanos ejercer su capacidad de imaginación cada vez más compleja, lo que permite la exploración más exhaustiva de posibilidades y, a su vez, decisiones más sabias. Con la introducción de modernos juegos de simulación como Sim City, Roller Coaster Tycoon, y Espora, este tipo de mejoramiento digital de la sabiduría ya comienza a una edad muy temprana. Mejorar nuestra habilidad para planificar y Priorizar.
A medida que el mundo se vuelve más complejo, la planificación y priorización de habilidades humanas ayudada por herramientas digitales será necesaria; y así prever casos en que la mente sola no pueda. Todas las implicaciones de grandes empresas como los viajes espaciales humanos, la construcción de ciudades artificiales en el Mar Arábigo, la construcción de grandes máquinas como el Large Hadron colliders y situaciones financieras complejas, como las que recientemente han causado estragos en la economía mundial, no pueden ser plenamente percibido o evaluado por el más sabio en soledad. Alan Greenspan, por ejemplo, es ampliamente considerado como uno de los gurús financieros más sabios y, sin embargo, en su evaluación de las labores fundamentales de nuestra economía fue errónea: "Usted sabe", admitió en una audiencia del Congreso en octubre de 2008 "fui sorprendido [por la crisis económica], "(Leonhardt 2008). Los seres humanos requiere la mejora digital con el fin de lograr una plena comprensión de estas cuestiones cada vez más complejas y de un sentido pleno de la sabiduría práctica de la obligación de utilizarlos. En la actualidad no se tienen, en muchas áreas, tanto las bases de datos de los éxitos y los fracasos, o las herramientas para analizar los mismos, que tienen la obligación de mejorar nuestra sabiduría y la memoria colectiva, pero vamos a seguir adelante.

Percepción de la mejora en otros.

Uno de los mayores obstáculos para el entendimiento humano y la comunicación es que no podemos ver dentro de la mente de otra persona. Esta limitación no deseada da lugar a malentendidos y permite a las personas a emplear todo tipo de estrategias de engaño, tanto consciente e inconscientemente. Algunas de las formas de la tecnología digital nos están ayudando a superar esta barrera al incluir diversos medios de la verdad (o mentira) la detección, comunicación multimodal, y digital de lectura de nuestras propias y ajenas ondas cerebrales. Ya, los investigadores de Carnegie-Mellon University (CMU), utilizando equipo digital de análisis de patrones cerebrales capturados por imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) analiza, son capaces de decir lo que una persona está pensando en (Mitchell et al. 2008). Es probable, según estos investigadores, que nuestros hijos, en su vida, sean capaces de leer los pensamientos de la gente e incluso tener acceso directo al cerebro de otro. Si bien estos acontecimientos claramente plantean problemas éticos y de la intimidad cuestiones que habrá que abordar, la sabiduría irá en aumento.

Mejorar nuestro acceso a otras perspectivas

El mundo está lleno de cosas que no podemos percibir con nuestros sentidos, cosas que son demasiado pequeñas, demasiado grande, demasiado rápidas, demasiado abstractas, demasiado peligrosas, o demasiado lejanas. Explorar estas cosas a través de herramientas digitales sin duda ayudará a ampliar nuestra comprensión de estas cosas y nuestro conocimiento de cómo pueden ayudarnos o no. Asimismo, ampliar nuestra capacidad de asumir múltiples perspectivas de ver las cosas desde más de un punto de vista. La percepción de las cosas fuera de nuestra gama normal sensorial digital puede mejorarse de muchas maneras, desde manipulables simulaciones tridimensionales digitalmente controlados biorretroalimentación, mejorar los controles de los estados mentales y sensoriales, mejorar la memoria y el control emocional. El acceso a perspectivas alternativas también puede ser alcanzado a través del juego, utilizando simulaciones en las que las personas pueden experimentar situaciones difíciles y críticas desde distintos puntos de vista.

Objeciones a la mejora digital

No todo el mundo acepta el poder de la mejora digital para hacernos más inteligentes y sabios. Recuerden la portada: "¿Google nos hace Estúpidos?" Si Google sirve como un sustituto de la mente. He aquí la preocupación del autor es que Internet, hace que nuestra mente sea vaga y menos capaz (Carr 2008A). Mientras que es ciertamente algo que debemos evitar, también debemos tener en cuenta que las nuevas tecnologías siempre han planteado objeciones similares, como señala Carr, en La Phaedrus Platón, Sócrates se opone a la escritura sobre la base de que menoscaba la memoria.

De hecho, lo que está pasando ahora es lo contrario: la tecnología digital nos hace más inteligentes. Steven Johnson ha documentado en “todo lo malo es bueno para usted” (2005), en el que sostiene que las nuevas tecnologías asociadas a la cultura popular contemporánea, desde los videojuegos a Internet a la televisión y el cine, nos hacen pensar y aumenta nuestras capacidades en una amplia variedad de tareas cognitivas. Como dice Johnson, "la cultura popular de hoy puede mostrarnos un camino. Pero es lo que nos convierte en seres más inteligente" (14). Sócrates tenía razón en su temor de que la escritura reduciría nuestra memoria. Si bien podemos recordar menos y que los seres humanos en el día de Sócrates, la adición de la escritura nos ha hecho mucho más prudentes, por la ampliación de nuestra memoria colectiva y el aumento de capacidad de compartir información a través del tiempo y la distancia.  

Preocupaciones omnipresentes

Sistemas GPS que pueden disminuir nuestra capacidad de lectura de mapas, o correctores ortográficos y calculadoras que arruinan nuestra mente. Cada mejora viene con un compromiso: hemos generado grandes bancos de memoria cuando empezamos a escribir las cosas, tuvimos la capacidad de decir la hora con los relojes de bolsillo. Sin embargo, hemos adquirido una serie de memorias culturales y una noción más precisa del tiempo que alimentaron la Revolución Industrial. La sabiduría digital surge de la combinación de la mente y herramientas digitales; incrementándola. La sabiduría, la sabiduría práctica y, en particular, debe entenderse a la luz de las mejoras digitales que la hacen más fuerte.

Ser Sabio digitalmente

Por lo tanto, ¿Qué constituye la sabiduría digital? ¿Qué hábitos debemos tener para promover el uso racional de las capacidades en simbiosis con las herramientas digitales? ¿Puede ser enseñada la sabiduría digital?
Los ejemplos están a nuestro alrededor. Los líderes son digitalmente sabios cuando utilizan técnicas disponibles para conectarse con sus electores para la votación y solicitar contribuciones y alentar la participación, como Barack Obama lo hizo así en la campaña presidencial de EE.UU. 2008. Los periodistas son digitalmente sabios cuando se aprovechan de tecnologías participativas, tales como blogs y wikis para ampliar sus perspectivas y las de su audiencia. Nicolas Carr al exponer sus notas y las fuentes en su blog, en respuesta a solicitudes de lectores para obtener más información (Carr 2008B).

La sabiduría digital se puede, y debe ser aprendido y enseñado. A medida que nos ofrecen más cursos de alfabetización digital, también se lo debemos ofrecer a los estudiantes. Los padres y los educadores son digitalmente sabios cuando reconocen este imperativo y preparan a los niños para su futuro, los educadores-por dejar que los estudiantes aprendan mediante el uso de nuevas tecnologías, se ubican en el papel de guías, proveedores de contexto, y controladores de calidad, así como los padres, reconociendo la medida en que el futuro será mediado por la tecnología , alientan a sus hijos a utilizar la tecnología digital con prudencia.

Hay que erradicar la estupidez digital cuando se plantea (Anexo 3). Hay que saber utilizar como complemento la tecnología, no manipular, si utilizarla creativamente, que significa ayuda para tomar una sabia decisión, que se ve reforzada por la tecnología. Por lo tanto, el sabio digital buscar los casos en que la tecnología mejora su pensamiento y su comprensión. Insto, al mismo tiempo a hacer juicios sobre lo cuidados y usos apropiados de la tecnología digital.

Ser Sabio digital implica no sólo mejorar nuestras capacidades naturales con las tecnologías existentes, sino también continuamente identificar áreas adicionales. Investigar y evaluar los aspectos positivos como los negativos de las nuevas herramientas y la forma de lograr el equilibrio que se convierte en herramientas de la sabiduría potenciadoras. El sabio digital también debe darse cuenta que la capacidad de controlar la tecnología digital, para sus necesidades, es una habilidad clave en la era digital. Como resultado de ello, están interesados en la programación, en el sentido más amplio de la palabra, es decir, en máquinas de hacer lo que la gente quiere que hagan.

Conclusión
Dentro de la vida de nuestros niños, las ayudas digitales más potentes, como los microcircuitos integrados e imaginación que hoy es ciencia-ficción se convertirán en una realidad tal como la manipulación genética, considerada durante mucho tiempo atrás. Y vemos que hoy está con nosotros; ahora. Así como hemos comenzado a afrontar los problemas éticos, morales, científicos y desafíos presentados por la medicina genética, tendremos que enfrentar la cuestión de la sabiduría digital tarde o temprano, y será mejor hacerlo antes.

Muchas de estas mejoras traerán dilemas éticos, pero el sabio digital debe distinguir entre las cuestiones éticas (¿Es una mejora? ¿Está disponible por igual a todos?) De meras preferencias y prejuicios.

Nadie sugiere que la gente debe dejar de utilizar y mejorar sus mentes sin ayuda, pero me opongo a los que niegan una mente sin ayuda. Esto es negar todo progreso humano, desde el advenimiento de la escritura a la imprenta a la Internet. Pensamiento y sabiduría se han convertido, en nuestra época, en una simbiosis del cerebro humano y de accesorios digitales.

No creo que la tecnología sea prudente en sí misma (aunque algún día puede ser) o que el pensamiento humano ya no sea necesario o importante. Es a través de la interacción de la mente humana y la tecnología digital que la persona se convierta en sabia. Creo que es hora de que los nuevos sabios digitales que hay entre nosotros, ya sean jóvenes y adultos por igual, adopten la mejora digital y animen a otros a hacerlo. Con los ojos bien abiertos a la mejora de todo potencial, de sus beneficios y de sus peligros. Pero con sus beneficios, vamos a atraer a nuestros colegas, estudiantes, profesores, padres y compañeros a la sabiduría de la digital en el siglo XXI.

Bibliografía/Referencias


Simbiosis de nuestra inteligencia con una herramienta externa.

Referencia bibliográfica escrita :

  • Salomon, G., Perkins, D. Y Globerson, T. (1992): “Coparticipando en el conocimiento: la ampliación de la inteligencia humana con las tecnologías inteligentes”, en: Revista Comunicación, lenguaje y educación (CL&E), Nº 13:6-22.

Referencia en la Web :

 

Sabiduría Digital : Los grises entre los NyC digitales y los nuevos inmigrantes


CC0 (Equivalente a Dominio Público)