IV Congreso de la CiberSociedad 2009. Crisis analógica, futuro digital

Grupo de trabajo C-25: Desarrollos tecnológicos libres

Relaciones de cooperación en entornos virtuales: desarrollo tecnológico y acción social

Ponente/s


Resumen

El planteamiento desde el que surge esta investigación es el estudio de las relaciones como fuente de creación (tanto de tecnología como de sociedad) en el contexto de los entornos virtuales. Proponemos en concreto el estudio de una comunidad virtual de software libre; su interés desde la psicología social radica en su calidad virtual por un lado, y en el modelo de acción que propone, por otro. En tanto que virtual, estas comunidades son un ejemplo claro de cómo tecnología y sociedad se construyen una a otra y evidencian la necesidad de tener en cuenta las posibilidades que la virtualidad supone en cuanto a nuevas formas de relación.
En tanto que modelo de acción, nos centramos en el estudio del software libre porque supone una forma interacción con el código y con la comunidad a partir de una responsabilidad social. El tipo de acción que se lleva a cabo en estas comunidades tiene que ver con la cooperación como propuesta de relación y trabajo. Esto supone una perspectiva diferente desde la que mirar a los usuarios de tecnologías cuyas prácticas en este caso se politizan al procurar un efecto en la sociedad.

Contenido de la comunicación

I. Introducción

El planteamiento desde el que surge este trabajo es el estudio de las relaciones como fuente de creación (tanto de tecnología como de sociedad) en el contexto de los entornos virtuales. En este sentido la intención ha sido estudiar las dinámicas que se llevan a cabo durante el desarrollo de un proyecto de software libre, concretamente el de moodle y que se basan en las relaciones de cooperación como modelo para el desarrollo del software.

El software libre1 es un fenómeno social complejo abordable desde varias perspectivas. Es un modelo de trabajo que desarrolla un software eficaz y potente, una postura política que cuestiona ciertas convenciones legales, una apuesta ética que defiende la libertad como requisito para una sociedad mejor y es un modelo de relación cooperativo para la consecución de un fin común.

Su estudio desde este trabajo se interesa por los modelos de relación, los cuales surgen como consecuencia de incluir la dimensión virtual en diversos ámbitos de nuestra vida, tales como la propia formación de los grupos. Estos modelos, que en el caso del software libre se dirigen al desarrollo de tecnología, se aplican también a la forma de organizarse y producir en otros ámbitos y conllevan la propuesta de un modelo de sociedad.

Reflexionamos, en términos generales, sobre el lugar que la virtualidad ocupa en nuestra vida, la importancia de la tecnología para nuestras relaciones o su relevancia en la transformación de la acción social.

II. La vertiente social del desarrollo tecnológico libre.

Los argumentos que se utilizan para la defensa del software libre proponen que la posibilidad de compartir código conlleva una serie de consecuencias, las cuales pueden ser resumidas en dos grupos. Las de tipo social hablan de libertad, igualdad y progreso; presentan el software libre como una lucha social donde el acceso libre al conocimiento es lo que garantiza la igualdad de posibilidades. Propone así un modelo social basado en lo compartido comparable al modelo de desarrollo científico, donde el conocimiento se construye a partir de la puesta en común.

Estos argumentos aparecen inseparablemente unidos a otros relacionados con la eficacia técnica y la supremacía funcional del software libre. Los programadores pueden aprender del código que otros han escrito, pueden copiarlo y mejorarlo o ver las soluciones que otros han encontrado y aplicarlas. Esto les ahorra tiempo y esfuerzo en su trabajo. Además, el control del producto está disperso entre muchos, por lo que el software que se desarrolla resulta más seguro, de mejor calidad y más flexible. Estas son las características que han propiciado un modelo de negocio cuyo producto es el servicio de adecuación del software a las necesidades particulares de cada persona o empresa.

En resumen, el software libre presenta un modelo de sociedad que es mejor, más justa e igualitaria, pero también más eficaz porque produce conocimiento y progresa. O mejor dicho, es mejor precisamente porque produce este conocimiento o al menos tiene la posibilidad de producirlo. El conocimiento se convierte así en el motor social que nos permite progresar por lo que el control privado del acceso a la información supone un freno, un problema social. Se nos presenta el conocimiento como construido de forma acumulativa, lo cual implica la compartición, la puesta en común y el esfuerzo colaborativo de una comunidad (de la sociedad). La posibilidad de compartir, de construir a partir de la cooperación, dibuja una visión utópica del progreso y de la sociedad donde junto con la tecnología (entendida como conocimiento) se hace posible la lucha social en un contexto de igualdad y armonía.

III. La construcción colectiva: software y comunidad.

El interés de este estudio es pensar el software libre a partir de las dinámicas que se establecen entre los miembros de la comunidad durante el proceso de desarrollo de un proyecto y analizar como el modelo de relación que se genera produce un bien y una comunidad.

Para que el software se produzca son necesarias una serie de condiciones previas: el acceso al código y una licencia que proteja ese acceso, la posibilidad conectarse virtualmente, y el establecimiento de relaciones en un contexto de estabilidad y reciprocidad. Estas condiciones hacen posible la interacción de los programadores entre sí y de estos con los usuarios y es en esta interacción donde se crean, prueban, mejoran y mantienen programas de software libre. La participación es imprescindible para el éxito del proyecto, siendo necesario por lo tanto que la comunidad sea activa ya que es en la interacción entre sus miembros donde se produce el software, pero no sólo: es en esta actividad dónde la propia comunidad existe.

Así la comunidad se convierte en la clave; se nutre de la posibilidad de relacionarse que el grupo tiene y existe en la acción que desarrolla para cumplir su objetivo. Durante el desarrollo de un proyecto puede haber un líder o un grupo responsable de la toma de decisiones, pero el software se produce en el esfuerzo colaborativo de todas las personas que participan en él.

Sin embargo, software no el lo único que la comunidad produce; a través de la interacción entre sus miembros se crean, mantienen y modifican normas internas, dinámicas que sirven para auto organizarse. Esta relación en tanto que acción descentralizada es elemento constituyente de la comunidad, es decir, la posibilidad y el tipo de acción que se ejecuta es lo que le permite a la comunidad existir.

Relacionarse de forma cooperativa es así una respuesta activa y constructiva que el software libre propone a lo que es entendido como un problema social: la imposibilidad de compartir. El análisis de estas relaciones, de su papel en la formación de la comunidad y su gestión para construir software ha sido realizado en este caso en la comunidad virtual de moodle.

IV. Objeto de estudio y herramientas.

Este estudio se ha llevado a cabo en la comunidad de moodle2, plataforma educativa para la creación de cursos on line que es desarrollada como software libre. Su primera versión apareció en el 2002 y actualmente consta de una base de más de 27 millones de usuarios registrados, lo que nos da una idea de su crecimiento como empresa y como comunidad. Moodle combina una filosofía educativa con un modelo de desarrollo de software libre; lo que tienen en común tanto la aplicación de la herramienta como su construcción es el papel central que juega la interacción como fuente de creación.

Que moodle se desarrolle como sofware libre quiere decir, por un lado, que la producción y calidad del software está distribuida en la comunidad, elemento clave, por tanto, e inseparable del producto que crea. En la comunidad de moodle encontramos programadores, profesores, diseñadores, estudiantes... pero tanto la pertenencia a la comunidad como la posición dentro del grupo son criterios que dependen de la participación en el proceso de desarrollo.

Por otro lado, el modelo de desarrollo3 conlleva que la interacción sea entendida como fuente de creatividad. En términos técnicos el código se desarrolla a partir, por ejemplo, de que un miembro solucione el problema que tiene la aportación de otro. En las relaciones entre sus miembros la comunidad negocia preferencias, argumenta posiciones, debate qué es moodle, qué objetivo tiene... Es decir, en esta interacción se crea la herramienta, pero no sólo, se crea la propia comunidad, sus normas y sus lazos. Las relaciones tienen, por lo tanto, un papel esencial en moodle: son entendidas como fuente de aprendizaje, de software y de comunidad.

Para la investigación nos hemos situado en la perspectiva del actor-red4 y hemos utilizado los conceptos e ideas que propone para hacernos preguntas en relación a moodle. Esta teoría coloca en el centro de sus explicaciones a las asociaciones, redes de elementos heterogéneos relacionados entre sí y que están a la base del propio orden social. Enfatiza las relaciones porque en ellas se encuentra distribuida la acción, que por lo tanto es siempre colectiva. De ahí el interés de esta teoría por estudiar los mecanismos que se utilizan para crear y mantener dichas redes.

Por lo tanto partimos de la concepción de moodle como actor-red, lo entendemos como una red de actores que se ha ensamblado con éxito y por lo tanto se nos presenta como un sistema único. Pero la posibilidad de actuar en moodle, de que sus miembros se relacionen de forma cooperativa, es el resultado de poner en relación los distintos elementos: las personas, los ordenadores, la licencia GPL, el modelo de negocio, las prácticas para el desarrollo... Y para establecer estas asociaciones ha necesitado enrolar a otros actores, traducir sus intereses, transformarlos y ser transformados por ellos.

En base a esta mirada, el objetivo de este estudio ha sido analizar qué elementos están involucrados y de qué forma asociados para que sea posible tanto la acción como la constitución de la comunidad de moodle. Hemos querido estudiar los mecanismos que la comunidad utiliza para ensamblar los distintos elementos y las estrategias que permiten que se cree y se mantenga el grupo.

Para poder cumplir estos objetivos necesitábamos en primer lugar herramientas que nos permitieran estudiar las controversias en las que el grupo negocia quienes son y qué hacen; también era necesario que nos posibilitara dar cuenta de algunas de las características principales de moodle: el carácter virtual de la comunicación, la variedad de perfiles y temáticas a debate... Y por último nos facilitara profundizar en los temas centrales para nuestros objetivos.

Teniendo esto en cuenta, los datos han sido obtenido a partir del análisis de discusiones que se llevaban a cabo en tres de los foros que la comunidad de moodle utiliza para comunicarse, por un lado, y de la realización de cinco entrevistas, por otro.

La utilización de los foros se justifica por ser el medio más utilizado para las relaciones virtuales en moodle, por su accesibilidad y por la calidad de las discusiones como medio privilegiado para la negociación y exposición de argumentos. Se han abarcado discusiones que se han llevado a cabo en el marco temporal de un año, de temáticas tanto técnicas como sociales que nos parecieran representativas de los procesos y dimensiones del objeto de estudio.

Para completar la información obtenida en los foros y con el objetivo de profundizar en algunas de las temáticas, se han realizado cinco entrevistas a miembros de la comunidad, tres de ellas presenciales y dos virtuales. Se ha tenido en cuenta la diversidad de perfiles en la comunidad, la situación geográfica de sus miembros y las formas de comunicación presencial y virtual.

V. Moodle, un entramado de relaciones.

La comunidad de moodle, en tanto que grupo social, está formado por personas, pero el grupo existe en la tecnología que utiliza y desarrolla y en la propia posibilidad de desarrollarla; estudiando moodle nunca nos encontramos a las personas separadas de sus ordenadores, a las máquinas separadas del código, a las prácticas separadas de los discursos sobre las mismas, etc. Para que moodle se conciba como actor ha sido necesaria la conexión entre numerosos elementos de diversa naturaleza.

Y estas asociaciones entre elementos han sido exitosas puesto que moodle se nos presenta como un actor único, un sistema que funciona como un todo. Sólo abriendo la caja y examinando su complejidad, podremos verlo como producto de la actuación de muchos actores. Con este objetivo nos preguntamos qué es lo que hace posible que la comunidad desarrolle moodle siguiendo un patrón de relación cooperativo, es decir, qué le permite al grupo actuar. Encontramos por un lado elementos tecnológicos, ordenadores, programas, código...5; también elementos legales en forma de licencia, diseñada para proteger el trabajo cooperativo en el modelo abierto que se utiliza; elementos empresariales, ya que moodle tiene un modelo de negocio involucrado en su crecimiento; Y por supuesto la virtualidad, internet, elemento híbrido imprescindible para el trabajo y las relaciones.

Para que moodle exista ha sido necesario que estos materiales se relacionen entre sí de diferentes formas y que se establezcan asociaciones que se mantengan con la suficiente fuerza. En estas relaciones los actores se transforman unos a otros de forma que cobran sentido en la red de relaciones de las que forman parte. Por ejemplo, el tipo de licencia que permite el modelo de desarrollo abierto favorece un modelo de negocio basado en la adaptación del producto; el modelo participativo de construcción transforma a profesores en desarrolladores y a su vez, la forma de contribuir hace de los programadores, profesores. La propia práctica de programación queda transformada en práctica política al buscar un efecto en la sociedad.

Pero no es suficiente con que moodle se haya formado, con que haya tenido éxito en sus asociaciones y se haya constituido como actor; para que el grupo se mantenga es necesario un esfuerzo continuo. La teoría del actor-red nos advierte de que no es lo social lo que nos mantiene unidos, sino precisamente lo que tiene que ser mantenido ¿qué nos mantiene unidos entonces? O en el caso de moodle ¿qué permite que las relaciones y asociaciones establecidas permanezcan? La estabilidad, la propia existencia del grupo, no se puede dar por hecho; si las empresas dejan de interesarse por el desarrollo de plataformas educativas, si la ley deja de proteger el modelo de compartición abierto o si los usuarios de la plataforma dejan de contribuir de forma activa, moodle desaparecerá.

Para que moodle como actor exista, su acción tiene que ser posible y su agencia depende de que el software se produzca siguiendo unos determinados modelos de relación. La cohesión del grupo, el compromiso de sus miembros con la comunidad se convierten en ingredientes imprescindibles y que tienen que ser mantenidos incesantemente.

Pasión y conflicto en la comunidad

Pasión por desarrollar código y compartirlo, por resolver problemas técnicos complejos, por formar parte de una comunidad que es activa en un proyecto; la pasión es la base del software libre. En moodle, la pasión define a la comunidad; hace que el grupo sea entusiasta, que sus miembros sean incondicionales y que se establezcan lazos afectivos que unen a los miembros entre sí, y a estos con moodle.

La pasión caracteriza por lo tanto a la actividad y se vuelve imprescindible para que las relaciones entre los miembros de la comunidad sean efectivas, para que los miembros se involucren en el proyecto. Las relaciones afectivas en moodle incluyen al propio producto y cumplen una función con respecto al mismo:

...moodle en sí, el código es bueno, pero lo que... moodle es un poco como el barça, que es más que un club... moodle sin la comunidad no sería lo mismo y nadie se atreve a hacer un fork porque básicamente se quedaría sólo6

¿Qué es moodle además de código? Personas, afectos, igualdad, moots, bromas, armonía, etc. La función de la pasión es mantenerlo todo unido; esto es importante porque hace que la convivencia sea buena y que se produzca con una cierta calidad: el buen clima propicia el desarrollo porque hace que se contribuya y el grupo de gente entusiasta alrededor del proyecto va a vigilar que lo que se aporta sea suficientemente bueno. Además, el hecho de ser una comunidad cohesionada y unida propicia la búsqueda de un interés común.

Es por eso que en moodle se potencia la pasión, se exaltan los propios lazos a través, por ejemplo, de los encuentros presenciales porque de ellos depende que el grupo crezca y que produzca. Al mismo tiempo esta pasión puede tener efectos negativos cuando escapa al control porque es capaz de provocar conflictos en el grupo, poniendo así en peligro la requerida unión armónica. Cuando esto ocurre la participación pasional supone una pérdida de control sobre como normalmente se actuaría; hay miedo al conflicto porque es algo destructivo, pone en riesgo a la comunidad y al propio desarrollo del software. Los enfrentamientos pueden hacer que la comunidad se convierta en su peor enemiga, por este motivo, necesitan ser gestionados y para ello se ponen en juego una serie de mecanismos.

Mecanismos de control

Las formas de control en moodle son varias; por un lado existe un líder que crea a la comunidad y le da una serie de reglas para trabajar y relacionarse, lo que podríamos denominar “normas externas” o explícitas7. Pero una vez que toma vida propia, la comunidad produce sus propias normas, más ligadas a la dinámica cotidiana del grupo y no puestas por escrito ya que son implícitas, comprensibles sólo para quienes están dentro. Es uno de los ejercicios de control que la comunidad pone en juego y que se entrelaza en su producción con los lazos afectivos y los elementos técnicos.

Al normalizar ciertas dinámicas, al crear ciertas normas, la comunidad está desarrollando una gestión propia que le permite moderarse a sí misma; el grupo se comporta de una forma determinada y se hace así obvio quién no está siguiendo la norma, perdiendo con ello el apoyo y la confianza del resto.

Aunque algunas de las prácticas de la comunidad están directamente dirigidas a la producción de software (escribir código, solucionar errores, escribir documentación) y otras se relacionan con este objetivo de una forma más indirecta (debates sociales en los foros, encuentros presenciales de carácter informal...) es en el transcurso de estas prácticas, en la mezcla de todas ellas, donde surgen los elementos de moodle, a nivel técnico y a nivel afectivo. Las normas internas de la comunidad se producen con el objetivo de regular estas prácticas y por lo tanto el modo en el que moodle se desarrolla, que es de una manera determinada, a través de una comunidad que se relaciona para conseguirlo, que disfruta, que siente pasión por la programación y que sigue una determinada filosofía.

Para que la comunidad consiga su objetivo, las normas internas se dirigen gestionar y controlar la acción del grupo, ya sea a través de un control activo o a través de la inhibición de una serie de prácticas. Son además cambiantes, como el propio grupo, y no pueden ser aprehendidas a priori porque se transforman a partir de la participación de sus miembros. Así los nuevos participantes son socializados en el grupo con el objetivo de conservar los lazos que permiten que el software se produzca.

Otra de las herramientas que la comunidad pone en juego para ejercer su control es el reconocimiento. Como hemos dicho, moodle se produce de forma colectiva a través de las relaciones que se dan entre sus miembros, pero la contribución de estos miembros a lo común se identifica y se recompensa personalmente. La persona que es reconocida en el grupo por la eficacia de su acción en los objetivos comunes recibe más ayuda cuando tiene un problema, más credibilidad cuando hace una propuesta y más privilegios a partir de sus “méritos” como miembro de la comunidad. En este sentido, la meritocracia es la forma ideal de organización en el software libre puesto que cada persona se define, pertenece y se posiciona en la comunidad en función del código que escribe, de lo que aporta al bien común y en definitiva, de en que medida haya contribuido a fortalecer la capacidad de acción. Es por esto que el reconocimiento funciona como una forma de control por parte de la comunidad, porque premiando unas acciones y no otras decide qué es deseable, qué es beneficioso para sí misma. Haciéndolo el grupo se expresa, demuestra su objetivo porque sólo las contribuciones que estén dirigidas a su consecución serán reconocidas.

Uno de los requisitos para que esta dinámica funcione es la visibilidad de las aportaciones; los miembros de la comunidad tienen que saber quién y cómo se contribuye. Además es necesario un cierto compromiso para que la comunidad esté implicada en la producción del artefacto. Reconocer la pertenencia al grupo, valorar las aportaciones, hacer visible a sus miembros es una herramienta para darle una cierta estabilidad a la comunidad e impedir así que desaparezca y por lo tanto, que moodle deje de desarrollarse.

La estabilidad por lo tanto es importante pero eso no significa que moodle sea algo estático, todo lo contrario, está en continuo cambio. El grupo se define continuamente; en los documentos que produce, en las conferencias de las moots8, en los foros, etc. Hablan de quiénes son, debaten sobre su función y argumentan cómo actúan. En este proceso establecen también el límite con quiénes no son, es decir, cuáles son los grupos opuestos a moodle. Al ser un proyecto que entiende el modelo de desarrollo abierto como algo beneficioso para la tecnología y la sociedad, moodle se opone al software privado. El antigrupo se encuentra presente en los discursos que la comunidad hace cuando se explica a sí misma porque marca los límites de su extensión. Pero la comunidad también se define por su cultura interna, su forma de funcionar en un ambiente armonioso y libre de conflictos. En este sentido también identifica a un grupo opuesto: el personaje del troll.9

VI. La acción del software libre.

Hemos visto entonces como durante su proceso de formación y a medida que crece, moodle necesita enrolar a otros actores: programadores, empresas, usuarios de plataformas educativas online. Utiliza para ello una herramienta fundamental: la visibilidad. En este sentido, los miembros de la comunidad cooperan porque la visibilidad de sus aportaciones hace posible el reconocimiento. Pero también porque los programas de software libre son utilizados, es decir, son visibles, otros actores son enrolados y el mismo modelo es aplicado a otro tipo de proyectos no tecnológicos como la creación de cursos, libros, música o arte10.

En este sentido, Grabiella Coleman (2004) reflexiona sobre la forma en que el software libre incluye a otros en su actuación cuando utilizan sus artefactos o licencias, cuando participan en sus proyectos y cuando se plantean el significado de la colaboración en un sentido más amplio.

A través de la visibilidad el software libre busca traducir los intereses de las empresas, de los productores y usuarios de tecnología, de la sociedad en general y convertirse en un “paso obligado” para aquellos que busquen desarrollar software de calidad y para aquellos que defiendan la lucha por una sociedad mejor. Para ello se asocia a una serie de conceptos que llegan a ser indiscutibles: la igualdad, la libertad y la eficacia. A través de estas asociaciones el software libre convierte una práctica que en principio sólo incumbía a un sector (el informático) en un movimiento social y transforma al usuario de tecnología en un agente activo.

Estas transformaciones sociales sitúan pues a la tecnología como acción, confluencia de la actividad de diversos elementos que le permiten convertirse en agente político y social. El software libre actúa eliminando la dicotomía entre usuario y productor, cuestionando las convenciones sobre autoría y enfatizando la importancia de lo común. Nos presenta una sociedad que también cambia en el uso de la tecnología, se hace más libre e igualitaria, más eficaz, y por lo tanto, mejor.

La tecnología está actuando, entonces, en la construcción de la realidades que vivimos. Se mezcla en esta creación con otros elementos, las prácticas, los discursos, los afectos, etc. y sólo tiene sentido en relación con ellos. Cuando utilizamos la tecnología, cuando habitamos espacios virtuales, estamos inmersos en asociaciones donde también nuestras prácticas y afectos están siendo traducidos; asociarse con otros actores significa transformarlos y ser transformado por ellos. Es decir, nuestra vida, nuestros afectos, nuestras relaciones están atravesados por la tecnología con la que nos relacionamos y a la que significamos en dicha relación. Cada uno de nosotros, en tanto que agentes, somos el producto de redes; si nunca estamos solos cuando actuamos, cabría preguntarse qué otros actores hay presente, cómo nos estamos relacionando para poder crear otras realidades.

NOTAS:

1 El software libre es un movimiento que comenzó en los años 80 y que defiende la libertad de los usuarios de software para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el código, para lo que se hace necesario el acceso al mismo. En 1984 Richard Stallman creó el proyecto GNU con el objetivo de defender la libertad de acceso al código y en 1991 Linus Torvals lideró el proyecto de software libre más conocido hasta ahora, el sistema operativo GNU/Linux.

2 Www.moodle.org

3 El modelo de desarrollo en a menudo siguen los proyectos de software libre es el denominado “modelo bazar”, el cual fue descrito por Raymond en “La catedral y el bazar”, http://biblioweb.sindominio.net/telematica/catedral.html

4La Teoría del Actor-Red (ANT) es un conjunto de propuestas teóricas y metodológicas para el estudio social de la ciencia y la tecnología. Sus principales autores son Bruno Latour, Michel Callon y John Law.

5 No olvidemos que cada uno de estos elementos es, a su vez, el producto de una red de relaciones. En un ordenador, por ejemplo, están involucrados elementos materiales (hardware), las personas que lo diseñan, la electricidad necesaria para que funcione, etc.

6 Fragmento de entrevista realizada para la investigación.

7 Algunos ejemplos de esto son los archivos que se incluyen en la documentación sobre cómo escribir código o cómo “trabajar con la comunidad”: http://docs.moodle.org/en/Development:Coding http://docs.moodle.org/en/Development:Working_with_the_Community

8 Las moots, o moodlemoots, son encuentros presenciales en los que desarrolladores y usuarios de moodle se encuentran para discutir ideas y compartir estrategias. En estas reuniones se propician además los espacios en los que los miembros de la comunidad establezcan relaciones de tipo más informal.

9 Un troll es la persona que participa en los foros y debates con la única intención de provocar conflictos.

10 La licencia GPL, por ejemplo, fue precursora de otros proyectos como el de Creative Commons, donde las leyes sobre propiedad intelectual se han utilizado para promover la producción abierta de obras artísticas, culturales, científicas y educativas. http://creativecommons.org/about/

Bibliografía/Referencias


  • AKRICH, M. y LATOUR, B., 1992, “A Summary of a Convenient Vocabulary for the Semiotics of Human and Nonhuman Assemblies”. En BIJKER, W. Y LAW (Eds.), Shaping Technology/Building Society. Studies in Sociotechnical Change. Cambridge: MIT Press.

  • ALIER, M., 2007, “A Social Constructionist Approach to Learning Communities: Moodle”. Idea Group Inc.

  • CALLON, M., 1995, [1986]. “Algunos elementos para una sociología de la traducción: la domesticación de las vieiras y los pescadores de la bahía de St. Brieuc”. En IRANZO, J.M., BLANCO, J., GONZÁLEZ DE LA FE, T., TORRES, C., y COTILLO, A. (Comps.), Sociología de la ciencia y la tecnología. Madrid: CSIC.

  • CALLON, M., 1992, “El proceso de construcción de la sociedad. El estudio de la tecnología como herramienta para el análisis sociológico”. En DOMÈNECH, M. y TIRADO, F. (Comps.), 1998, Sociología simétrica. Ensayos sobre ciencia, tecnología y sociedad. Barcelona: Gedisa.

  • CALLON, M. y LAW, J., 1982, “De los intereses y su trasformación. Enrolamiento y contraenrolamiento”, en DOMÈNECH, M. y TIRADO, F. (Comps.), 1998, Sociología simétrica. Ensayos sobre ciencia, tecnología y sociedad. Barcelona: Gedisa.

  • COLEMAN, G., 2004, The Political Agnosticism of Free and Open Source Software and the Inadvertent Politics of Contrast”, En Anthropological Quarterly, Vol 77, no 3, pp. 507-519.

  • DOMÈNECH, M. y TIRADO, F., 1998, “Claves para la lectura de textos simétricos”, en DOMÈNECH, M. y TIRADO, F. (Comps.), 1998, Sociología simétrica. Ensayos sobre ciencia, tecnología y sociedad. Barcelona: Gedisa.

  • DOUGIAMAS, M y TAYLOR, P.C., 2003, “Moodle: Using learning communities to create an open source course management system”. Proceedings of the ED-MEDIA 2003 Conference, Honolulu, Hawaii.

  • GALVEZ, A. y TIRADO. F., 2004, “Claves psicosociales para la comprensión del conflicto en los entornos virtuales”, En Persona y Sociedad, Vol. XVIII, Nº1, abril 2004, pp. 225-240.

  • HIMANEN, P., 2002, La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, Barcelona: Destino.

  • KOLLOCK, P., 1999, "The Economies of Online Cooperation: Gifts and Public Goods in Cyberspace", en SMITH, M. y KOLLOCK, P. (Eds.), London: Routledge, pp. 220-239.

  • KOLLOCK, P. y SMITH, M., 1996, "Managing the virtual commons: Cooperation and conflict in computer communities", en HERRING, S. (Ed.), Computer-mediated communication: Linguistic, social, and cross-cultural perspectives, Amsterdam: John Benjamins, pp. 109-128.

  • LATOUR, B., 1991, “Technology is Society Made Durable”, en LAW, J. (Ed.), A Sociology of Monsters. Essays on Power, Technology and Domination, London: Routledge.

  • LATOUR, B., 2005, Reassembling the social. An introduction to Actor-Network-Theory, Oxford: Oxford University Press.

  • LAURIA, R., 2001, “In Love with our Technology: Virtual Reality: A Brief Intellectual History of the Idea of Virtuality and the Emergence of a Media Environment”, en Convergence, Dec 2001, vol. 7, pp. 30 – 51.

  • LAW, J., 1992, “Notes on the Theory of the Actor Network: Ordering, Strategy and Heterogeneity” en Centre for Science Studies, Lancaster University, Lancaster LA1 4YN. http://www.comp.lancs.ac.uk/sociology/papers/Law-Notes-on-ANT.pdf

  • LEVY, P., 1999, ¿Qué es lo virtual?, Barcelona: Paidós.

  • LICKLIDER, J.C.R., TAYLOR, R. y HERBERT, E., 1968, “The Computer as a communication Device”, en International Science and Technology, Abril 1968. http://gatekeeper.dec.com/pub/DEC/SRC/publications/taylor/licklider-taylor.pdf .

  • MALDONADO, A., 1994, Lo real y lo virtual, Barcelona: Gedisa.

  • MOON, J.Y., y SPROULL L., 2002, “Essence of distributed work: The case of the linux kernel” en HINDS, P. y KIESLER, S. (Eds.), Distributed work, MIT Press, pp. 381-404. http://firstmonday.org/issues/issue5_11/moon/index.html

  • Saez, E. (2006).“Ensayo de una metodología de estudio de las comunidades virtuales”. Universidad Beira Interior, Universidad Jaume I.

  • Saravia, D. (2005).“El conocimiento y el software: ¿libre, común, privado o disperso?. Distintas categorías de análisis. Formas de lucha”. Archivo de Hipatia. Http://bo.unsa.edu.ar/docacad/softwarelibre/librecomun

  • Smith, M. (1993).“Voices from the WELL: The Logic of the Virtual Commons”. Department of Sociology, U.C.L.A. Los Ángeles.

  • Stallman, R. M. (2004).“Software libre para una sociedad libre”. Madrid: Traficantes de Sueños.

  • St.Amant, K. y Still, B. (2007).“Handbook of Research on Open Source Software. Tecnological, Economic and Social Perspectives”. Information Science Reference. New York.

  • Tirado, F. y Domènech, M. (2005).“Asociaciones heterogéneas y actantes: el giro postsocial de la teoría del actor-red”. En AIBR. Revista de Antropología Iberoamericana, Ed electrónica. Núm especial noviembre – diciembre 2005. Madrid: Antropólogos Iberoamericanos en Red.

  • Tirado, F. y Doménech, M.(2006).“Lo social y lo virtual. Nuevas formas de control y transformación social”. Barcelona: UOC.

  • Turoff, M. (1997). “Virtuality”. Communication of the ACM. September 1997/vol. 40, Nº9.

  • Vidal, M. (2000). “Cooperación sin mando: Una introducción al software libre”. Archivo de Sindominio. http://www.sindominio.net/biblioweb/telematica/softlibre/sl.html

  • von Hippel, G. and von Krogh,E. (2003).“ The private-collective innovation model in open source software development”. Special Issue on open source software development. Organization Science.

  • Woolgar, S. (2005). “¿Sociedad virtual?: Tecnología, "cibérbole", realidad”. Barcelona: UOC.


Licencia de documentación libre de GNU (GFDL 1.3 o cualquier otra posterior)